Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un pasillo de guardias civiles despide a Eladio Currás, el compañero jubilado fallecido en un incendio en Gijón

"Fue un trágico accidente", lamenta el sacerdote José Reinerio en un multitudinario funeral

Así fue la emotiva despedida a Eladio Currás, el guardia civil jubilado que murió en un incendio en Gijón

Un abarrotado templo de San Pablo del Polígono despidió esta mañana a su vecino Eladio Currás, el guardia civil jubilado fallecido este martes después de que una quema de rastrojos calcinase el coche en el que estaba en Veranes. El funeral en su honor, multitudinario, fue escoltado en todo momento por más de una decena de agentes del cuerpo que, voluntariamente, le rindieron un homenaje similar al que se realiza a agentes en servicio. "Surge de forma espontánea y sin preparativos, pero él se lo merecía", explicaron. El funeral fue oficiado por el sacerdote José Reinerio, que lamentó el "trágico accidente" que se llevó la vida de un vecino muy querido en el barrio.

El fatal accidente, tal y como adelantó ayer LA NUEVA ESPAÑA, ocurrió el martes, algo antes de las 15.00 horas. A esa hora fue cuando el servicio de Bomberos de Gijón recibió un aviso por un pequeño incendio forestal que amenazaba con descontrolarse. Cuando llegaron a la zona, se encontraron que en la finca afectada había un coche calcinado, y después se averiguó que en su interior estaba el cuerpo de un hombre que resultó ser el del agente retirado.

20

Una pasarela de guardias civiles despide a Eladio Currás, el compañero jubilado fallecido en un incendio en Gijón ÁNGEL GONZÁLEZ

Según explican allegados a la víctima, Currás se encontraba en una finca del camino Venta de Veranes, próxima a su entronque con el camín de los Álamos, para ayudar a un conocido a realizar una quema controlada de rastrojos. La víctima, viendo que las llamas iban a más, decidió introducirse en el vehículo, seguramente para aparcarlo algo más lejos de la quema. En ese momento, su amigo se había ausentado de la escena en busca de otro vecino de la zona. 

El coche calcinado por el fuego; en el recuadro, Eladio Currás Iglesias

Entienden estos allegados que el fuego rodeó demasiado rápido al vehículo, dejando a Currás Iglesias atrapado en el interior y sin la presencia de su amigo, que no se percató del incidente hasta que ya era demasiado tarde. Cuando los bomberos llegaron al lugar del suceso, las llamas ya estaban casi apagadas, así que los efectivos hicieron sobre todo labores de refrigeración sobre el coche, que quedó completamente calcinado. Nada podía hacerse ya por la vida del ex guardia civil. Portavoces oficiales de la Guardia Civil, por su parte, explica que, en principio, las llamas se originaron en unos rastrojos de una finca que, por causas que aún se desconocen, alcanzaron el vehículo de Currás.

Compartir el artículo

stats