Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detenido por agredir y amenazar de muerte con un cuchillo a su madre en El Cerillero

“¡Auxilio, que me mata!”, escucharon decir los vecinos a la víctima, que le había reprochado a su hijo, de 50 años, que hubiese llegado ebrio a casa

Un momento de la detención, ayer, en la calle Felipe II. | Marcos León

Un momento de la detención, ayer, en la calle Felipe II. | Marcos León

Un varón de 50 años fue detenido ayer por la mañana en El Cerillero acusado de agredir a golpes y amenazar con un cuchillo a su madre septuagenaria en el domicilio que ambos comparten en El Cerillero, en la calle Felipe II. Los vecinos habían escuchado cómo la mujer gritaba: “Auxilio, que me mata”. Y, aunque a la llegada de la Policía Nacional el hombre se había ausentado del domicilio, los mismos testigos ayudaron a los agentes identificarle mientras deambulaba por las inmediaciones de la misma calle. Según el relato de la víctima, que manifestaba dolor en el rostro y en la espalda, el acusado había llegado por la mañana tras toda una noche de fiesta en un profundo estado de ebriedad, lo que motivó una discusión con su progenitora y que hizo que se volviese agresivo. El varón se enfrenta ahora a un delito de violencia en el ámbito familiar.

Según explica la Policía Nacional, la intervención se produjo hacía las 11.00 horas en el entronque de la citada calle Felipe II con Gran Capitán. Los vecinos escuchaban a una de las residentes, una conocida septuagenaria del barrio, pedir auxilio por lo que parecía ser una discusión muy acalorada con su hijo, de 50 años. Según averiguaron después, este hombre había llegado a esa hora de fiesta, y presentaba un evidente estado de ebriedad, un comportamiento que su madre reprochó. El comentario indignó al hijo, dándose entonces pie a una discusión que fue subiendo de tono. El varón acabó poniéndose agresivo y llegó, presuntamente, a golpear varias veces a la mujer. Finalmente, y siempre según el relato recogido por la Policía Nacional, el acusado empuñó un cuchillo del domicilio y amenazó con él con matar a la víctima, que comenzó entonces a pedir ayuda a gritos a sus vecinos desde su domicilio.

A la llegada de las varias patrullas que la Policía Nacional, sin embargo, el acusado ya había abandonado la escena, habiendo cesado las amenazas por sus propios medios. Por suerte, los vecinos que habían escuchado la pelea y que conocen a la familia pudieron ayudar a identificar al acusado, que se encontraba al final de la misma calle y con claros signos de ebriedad. Su arresto en la vía pública provocó una gran expectación en la zona y el hombre afronta un posible delito de violencia en el ámbito familiar y de lesiones. La víctima, por su parte, no resultó herida por el arma blanca, aunque sí se mostraba visiblemente nerviosa por lo sucedido.

Compartir el artículo

stats