Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Incar asegura que las conclusiones presentadas por el Puerto “son de parte”

La investigadora Suárez-Ruiz denuncia el uso de “argumentos falsos e inconsistentes” para contrarrestar a los profesionales de su organismo

Cincuenta páginas dedica Isabel Suárez-Ruiz, investigadora del Instituto de Ciencia y Tecnología del Carbono del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (Incar-CSIC), a analizar, comentar y cuestionar cada párrafo del “estudio petrológico del sedimento profundo de la playa de San Lorenzo” realizado por Germán Flor y Félix Mateos para la Autoridad Portuaria de Gijón. El “contrainforme” como lo llama la científica.

Su análisis entra en todos y cada uno de los detalles de carácter técnico, para evidenciar errores y malas interpretaciones que le llevan a concluir que el informe carece de credibilidad y rigor. Pero una de las primeras consideraciones negativas de la investigadora tiene que ver con el objetivo del estudio. Para Suárez-Ruiz el objetivo no es comparar las muestras carbonosas del arenal de San Lorenzo con unas muestras tomadas del “Castillo de Salas. “Supuestas muestras” para la integrante del Incar que dedica tiempo y esfuerzo a demostrar que no lo son.

Los “objetivos reales” son dos y así los explica la investigadora. El primero es realizar “un informe de parte” para obtener determinadas conclusiones que no están sustentadas ni en análisis (que están mal hechos), ni en resultados (que están mal obtenidos y peor interpretados), y conseguir la credibilidad del mismo. Y el segundo “atacar con argumentos falsos e inconsistentes el informe emitido por el Incar en 2020 sobre el origen de las manchas carbonosas del arenal de San Lorenzo y la investigación realizada por los investigadores intervinientes en esa investigación, en un intento de menoscabar su calidad científico-técnica, solvencia y prestigio demostrado a lo largo de décadas”.

En ese informe del año 2020, realizado para el Ayuntamiento de Gijón, la conclusión básica es que era la actividad portuaria del Musel y no el “Castillo de Salas” el origen de las manchas de carbón.

Compartir el artículo

stats