La alcaldesa, Ana González y el concejal de Zona Rural, José Ramón Tuero, se reunieron ayer, por separado, con las asociaciones de vecinos de Serín y Veriña para analizar las necesidades actuales de ambas parroquias. Por la asociación de vecinos de Serín acudieron su presidente, Luis Junquera y su vicepresidente, José Luis Fernández. “Hemos planteado diecinueve puntos a tratar para mejorar nuestra parroquia. Entre ellos, se encuentran la restauración de caminos públicos como el de Zahorra, la de la carretera 326, la falta de cierres en las vías de tren, la recuperación de parte del patrimonio histórico arqueológico, el mal estado de los contenedores y la reivindicación de la liberación de los suelos de la fase IV de la Zalia”, apuntó Fernández. “Queremos ser escuchados y no solo oídos”, zanjó.

Por la izquierda, José Luis Fernández, Ana González, Luis Junquera, Teresa Castro, Margarita Fernández y José Ramón Tuero, ayer, en Serín. | J. Plaza

Por parte de la Asociación de vecinos de Veriña la voz cantante la llevó su presidente, Néstor Alves, que agradeció la visita de la primera edil a la parroquia y valoró el encuentro como “positivo”. “He querido presentarle un poco lo que es Veriña”, comentó. Pero también quiso aprovechar la situación para “el análisis de cuestiones pendientes”. Alves utilizó la reunión para hablar del mal estado de las fuentes, de la posible regulación de velocidad en determinadas zonas, especialmente en puntos negros como en la subida a la Campa Torres o a la imperiosa necesidad de restaurar el antiguo edificio de EcoJove, situado muy cerca de la sede de la asociación. También exigió un mayor diálogo con el gobierno local y que se reconozca, especialmente al repartir las subvenciones, “que el trabajo para sacar adelante actividades en el distrito rural es más complicado”.

La Alcaldesa, por su parte, ha querido recalcar que se llevan invertidos ya dos millones en mejorar la zona rural en lo que va de mandato. “Valoramos las necesidades que se consideren más apremiantes, algunas comunes a otras parroquias, como puede ser el tema de la velocidad, es algo que generalmente preocupa mucho” apuntó. También quiso hacer hincapié en la importancia que tienen estas reuniones junto con las que realiza el presidente del distrito rural, José Ramón Tuero. “Nos permiten seguir hablando de los problemas que van detectando los vecinos de cada zona”, añadió González que, según dijo Néstor Alves, “se ha comprometido a reunirse al menos una vez al año con nosotros para ver nuestra evolución”.