Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los niños disfrutan de los ponis en el Hípico

Los más pequeños disfrutan a lomos de ponis del Hípico, entre un público que añora las apuestas

Por la izquierda, Noa Rodríguez monta en “Zar” con la ayuda Paula Fernández. Al fondo, la monitora Zoe González ajusta la silla de Lola Jurado a lomos de “Ignasse”, ayer, en el Pony Park del Chas. | Ángel González

Por la izquierda, Noa Rodríguez monta en “Zar” con la ayuda Paula Fernández. Al fondo, la monitora Zoe González ajusta la silla de Lola Jurado a lomos de “Ignasse”, ayer, en el Pony Park del Chas. | Ángel González

Después de dos días pasados por agua, el sol permitió disfrutar de la última jornada del concurso nacional hípico celebrado ayer en el Chas. Y no solo a los deportistas. Con paseos en poni para los más pequeños y un bar a la sombra para los mayores, todo estaba dispuesto ayer para que los aficionados pasaran una tarde ideal admirando los saltos a caballo de los mejores jinetes del país. Sin embargo, hubo una ausencia que no pasó desapercibida: las apuestas.

A la izquierda, Noa Rodríguez y Lola Jurado probándose los cascos para montar en poni. A la derecha, público en el Chas y, al lado, Nieves Iglesias ayuda a Isaac Margazo a subir a lomos de “Luna”. | Á. G.

La pandemia obligó a trasladar el concurso de Las Mestas al club hípico y con la mudanza desaparecieron sus tradicionales apuestas “aunque esperamos tenerlas para el concurso internacional”, aclaró Eva Boudón, jueza del certamen. Esta cita imprescindible del verano gijonés reunía a miles de personas cada día, pero con aforos limitados, esta edición ha perdido adeptos. “Es uno de los mejores concursos de Europa. Pero echo mucho de menos ver las tribunas llenas”, reflexionó Sergio Corral, un jinete de Madrid que participó a lomos de “Juv” en la categoría de metro 30. También el público siente el cambio de ubicación. “Se añora el ambiente”, lamentó Covadonga Margazo, una incondicional del hípico, mientras esperaba a que su hijo Isaac escogiese un poni para montarse. El “Pony Park” es una de las mayores atracciones gratuitas del evento donde niñas y niños pasean en poni y aprenden a cuidar de ellos. “Mi favorito es Zar”, exclamó el pequeño Isaac, señalando uno de las cuatro monturas que el Chas cede para la actividad. Los chiquillos “dan tres o cuatro vueltas y nosotras les guiamos sujetando las riendas. Algunos tienen miedo al principio pero cuando suben ya no quieren bajar”, relató Paula Fernández, jinete y monitora de la actividad.

Escuela de futuros campeones

Efectivamente, los paseos en poni son el aliciente perfecto para que los pequeños se enamoren de la hípica. “A nuestra hija le encantan los caballos. La apuntamos a un cursillo pero era muy pequeña y le cogió miedo. Ahora la traemos aquí a ver si se vuelve animar”, confirmó José Salgado, otro aficionado del certamen, cuya hija Claudia paseó ayer a “Luna”. Con la misma pretensión N. Junquera, un jinete retirado, llevó ayer su nieta de dos años hasta el “Pony Park”. “Lleva la equitación en la sangre, quiero que aprenda a sentir el caballo debajo”, confesó Junquera que no se pierde una edición del hípico.

Escuela de futuros campeones

Además de los incondicionales se acercaron al evento curiosos como Enrique Álvarez y su familia. “Pasamos con el coche y vinimos a ver que había”, comentó este ovetense para quién el concurso “está muy chulo, muy bien organizado”. “Se acerca mucha gente a preguntar lo que hay, pero este año vienen más del mundo de la hípica”, afirmó Carmela Palacios, encargada de la taquilla. El acceso es gratuito por las mañanas y a partir de las 15.00 horas se puede adquirir una entrada por tres euros para los adultos y por un euro para los niños.

El Chas cerró sus puertas ayer al término de la jornada pero volverá a abrir el próximo fin de semana con un segundo concurso internacional. Los ponis “Zar”, “Ignasse”, “Luna” y “Roberta”, estarán esperando a los niños de las 17.00 a las 20.00 horas de cada sábado y domingo de agosto junto al picadero del club hípico.

Compartir el artículo

stats