Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El plan del Piles se abre al piragüismo, afirma el Ayuntamiento tras ir el Grupo a la vía judicial

Europa valora la eliminación de azudes y presas en el proyecto de fondos al que aspira Gijón para financiar la renaturalización del río

El anillo navegable del río Piles.

El anillo navegable del río Piles. Juan Plaza

La mejora ambiental de la ciudad con la renaturalización del río Piles y el apoyo a la práctica deportiva del piragüismo a ser posible en ese mismo río y, de no serlo, en otro espacio que se buscaría desde el Patronato Deportivo. Ese es el doble compromiso que se ha ido reiterando en los últimos meses desde el gobierno local y al que ayer se volvía a hacer mención desde el Ayuntamiento ante el anuncio del inicio de acciones legales por parte del Grupo Covadonga. Un Ayuntamiento que, en medio de esa polémica, ha iniciado los trámites para financiar ese proyecto ambiental con los fondos europeos de reconstrucción

Pero la polémica no está en Europa. El Grupo acaba de presentar un recurso contra el pliego de condiciones que pauta la redacción del proyecto de renaturalización del río Piles al entender que incumple los compromisos de defensa de la practica del piragüismo comprometidos incluso por mandato plenario. “Se cumple ese mandato”, explicaban ayer fuentes de la concejalía de Medio Ambiente en referencia al acuerdo de Pleno del pasado marzo. Ese acuerdo plenario insta a la concejalía a “estudiar toda las opciones posibles para que se pueda combinar la salubridad de las aguas, atendiendo a criterios medioambientales y de salud pública, con la práctica deportiva del piragüismo”.

Las bases de ese contrato recurrido por el Grupo imponen como el primero de los diez indicadores a tener en cuenta al redactar el proyecto la compatibilidad de esa renaturalización con la práctica del piragüismo en el curso bajo del río. La propuesta es analizar mecanismos no permanentes para la práctica deportiva lo que supone la eliminación del anillo navegable pero no, a priori, del piragüismo en el Piles.

La decisión del Grupo Covadonga de recurrir a los tribunales y la intensificación en estos momentos de las movilizaciones sociales en defensa del anillo navegable han sorprendido en algunos ámbitos municipales al recordar declaraciones de dirigentes grupistas donde se asumía la opción de una práctica del piragüismo al margen de la pervivencia del anillo navegable.

Mientras, el Ayuntamiento ya ha presentado ante el Ministerio para la Transición Ecológica –vía comunidad autónoma– su proyecto de renaturalización para el río Piles para optar a su financiación con los fondos europeos para la reconstrucción tras la pandemia. Entre los indicadores que hay que cumplir para conseguir ese dinero de Europa se incluyen desde el número de habitantes beneficiados por la actuación a la superficie recuperada. Pero también el número de barreras transversales –azudes o presas, por ejemplo–cuya eliminación se contempla. Algo que se vincula a esa eliminación del anillo navegable.

Compartir el artículo

stats