Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos detenidos por la paliza grupal a dos adolescentes en Gijón

La investigación sigue su curso

La avenida del Llano, ayer, a la altura del lugar del suceso. | Á. G. | LNE

La avenida del Llano, ayer, a la altura del lugar del suceso. | Á. G. | LNE

La agresión a dos jóvenes el pasado fin de semana en el barrio de El Llano ha dejado hoy a, al menos, dos personas detenidas por su implicación directa en las lesiones que sufrieron los afectados, a los que también robaron dinero. La investigación de la Policía Nacional, tras exhaustivas pesquisas y toma de declaraciones a las víctimas a y dos testigos, han permitido ir cribando el tipo de participación de todos los miembros de este numeroso grupo (fueron identificadas hasta 12 personas) hasta determinar quiénes agredieron y quiénes se quedaron mirando los hechos. Las labores siguen su curso y se espera que el número de detenidos se amplíe en las próximas horas. 

Los hechos tuvieron lugar en la avenida de El Llano, a la altura del colegio Manuel Martínez Blanco, momento en el que los agresores, que se iban de botellón, se encontraron por casualidad con los afectados. Dos testigos lograron poner en huida a los asaltantes y auxiliar a los agredidos, al tiempo que dieron todo tipo de datos a la Policía Local para que les pudiese localizar de inmediato. Les encontraron en el parque de Los Pericones, y tras identificarles ya se hicieron cargo de las gestiones los agentes de la Policía Nacional.

Al parecer los dos heridos estaban sentados en un banco a las tres de la madrugada cuando vieron aparecer a sus agresores. Los jóvenes a los que ahora busca la Policía robaron a sus víctimas todo lo que llevaban encima: unos 60 euros en efectivo además de una cadena de oro.

La agresión, en manos de la Policía Nacional, ha conmocionado a un barrio que se considera tranquilo y que demanda ahora más vigilancia en la zona. A estos hechos, que se produjeron hacia las tres de la mañana de ayer, se suma otro incidente también en investigación: una extraña quema de dos motocicletas que estaban estacionadas en el entronque de María Josefa con Río de Oro, frente a un portal a apenas 400 metros de la presunta agresión. “En el barrio hace tiempo que no hay problemas, esperamos que no aparezcan nuevas bandas por la zona”, lamentan los residentes.

Compartir el artículo

stats