Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fallece a los 54 años Enrique Rodríguez, jefe municipal de Asuntos Europeos

“Fue deportista, disfrutón y de hábitos saludables, alguien que nos ha dado una lección de vida a todos”, afirman sus allegados

Enrique Rodríguez Martín

Enrique Rodríguez Martín Julián Rus

Enrique Rodríguez Martín, responsable de Asuntos Europeos del Ayuntamiento de Gijón, falleció ayer a los 54 años tras una larga enfermedad que le mantenía apartado de la escena pública desde hacía varios meses. “Fue una persona deportista, de hábitos saludables y muy disfrutón toda su vida. Era un amigo de formas exquisitas al que siempre llamaba ‘mi príncipe inglés”, compartió ayer la galerista Vicky Blanco, amiga muy cercana de Enrique Rodríguez y que estuvo a su lado en su batalla contra el cáncer de huesos.

Rodríguez Martín, nacido en Valladolid, ciudad de la que es su madre, llegó siendo niño a Gijón y siempre fue “un gijonés de pura cepa más”, coinciden sus allegados. Estudió Derecho en la Universidad de Oviedo y se hizo doctor en Derecho Público. Pero todos sus conocidos aseguran que Europa y la Unión Europea fueron siempre sus grandes pasiones. “Era un amante del tema europeo que iba mucho más allá de su responsabilidad laboral en el Ayuntamiento, era apasionado del desarrollo y de saber ser cosmopolita. Tenía una gran capacidad de ver más allá siempre, en cada asunto. Era una persona de un gusto exquisito, como de loor inglés, y también de príncipe. Fue alguien muy diplomático”, describió Vicky Blanco tras la triste pérdida.

Su vinculación con el Ayuntamiento de Gijón comenzó en 2002, con más de una década a sus espaldas como responsable del área de Asuntos Europeos. En este último mandato, con la socialista Ana González en la Alcaldía, su labor cobró vital importancia de cara a impulsar proyectos de ciudad para optar a los fondos europeos, claves en la recuperación económica tras el efecto de la pandemia. “Gijón tiene capacidad técnica y económica para luchar por fondos europeos”, afirmó el propio Enrique Rodríguez en una entrevista a LA NUEVA ESPAÑA publicada hace justo un año y en la que apuntaba ya a una apuesta por el ámbito verde y de la sostenibilidad para optar a esas ayudas de recuperación.

La enfermedad truncó que sus conocimientos estuviesen presentes en todo el trabajo posterior, y desde principios de este año, Rodríguez Martín emprendió una lucha contra el cáncer “sin parar”. “Los médicos nos dijeron tres semanas y fueron ocho meses, algo que nadie se podía creer. Hemos peleado mucho contra el bicho y él nos ha dado a todos una gran lección de vida”, añadió Blanco.

Los restos mortales de Enrique Rodríguez, cuya muerte ha causado una profunda tristeza en el Ayuntamiento, reposan ya en el tanatorio de Cabueñes, cuya capilla acogerá la celebración de la palabra, mañana viernes, a las 13.00 horas.

Compartir el artículo

stats