Mientras los magistrados del Tribunal Supremo examinaban ayer en Madrid, a puerta cerrada, el recurso presentado por Javier Ledo contra la condena impuesta a 23 años de cárcel por el asesinato de la gijonesa Paz Fernández Borrego, la asociación “Libres y Combativas”, que desde hace días lleva movilizándose para evitar un cambio en la sentencia (se conocerá en los próximos días) que implique rebajar la pena de prisión para el autor del crimen. En la imagen, varias manifestantes, ayer, ante la sede del Supremo en Madrid.