Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La Alcaldesa encara la negociación del presupuesto sin definir si habrá “IBI para ricos”

“Cuando se debate algo no se acepta todo lo que dices, es coger de una parte y de otra”, afirma la regidora sobre la posible activación del impuesto

Ana González, ayer, durante un acto en el Ayuntamiento. | Juan Plaza

La activación o no del IBI diferenciado estará en la mesa de negociación de las ordenanzas fiscales del Ayuntamiento para 2022, antesala de la negociación de los presupuestos del año que viene, según dio a entender ayer la alcaldesa, Ana González.

El Ayuntamiento de Gijón ya tiene aprobado el IBI diferenciado, una subida del tipo impositivo para inmuebles de actividad hostelera, comercial, hotelera, de aparcamientos y oficinas de más de un millón de euros, que popularmente se denomina “IBI para ricos”. Pero este incremento impositivo especial no llegó nunca a aplicarse en Gijón, al decidir el Ayuntamiento aplicar una exención debido a la irrupción de la pandemia del coronavirus. Esa decisión motivó el año pasado el rechazo a las ordenanzas fiscales de 2021 por Podemos-Equo y la abstención de Ciudadanos y el PP. El escenario de negociación se repite, con el grupo municipal de Podemos-Equo como un firme defensor del “IBI para ricos” y con el bloque de la derecha en contra.

“Las negociaciones aún no han empezado y el objetivo es pactar un presupuesto y cuando se negocia algo, lógicamente no se acepta todo lo que dices, es coger de una parte y de otra. Somos el grupo mayoritario y lógicamente tendrá más peso, pero solos no podemos aprobar el presupuesto y esto es evidente, sería absurdo no decirlo”, señaló ayer la Alcaldesa ante la pregunta de si en 2022 prevé activar el “IBI para ricos”.

Ana González también aclaró que no considera de antemano que Podemos-Equo sea necesariamente su socio principal en la negociación que se avecina, ya que “el socio principal va a ser aquel que nos ayude a sacar los presupuestos, porque el objetivo es tener presupuesto. Otra cosa es dónde nos situamos ideológicamente los partidos, que es importante sin duda alguna. Pero el objetivo es sacar los presupuestos”.

El gobierno local de PSOE e IU no cuenta con los votos suficientes para aprobar los presupuestos, necesitando al menos de la abstención de algún grupo de la oposición. El año pasado fue imposible técnicamente presentar un presupuesto, “puesto que nos daba negativo, pero este año la situación es distinta, vamos a presentar presupuesto y vamos a negociar presupuesto. No sé lo que van a pedirme los otros grupos para el apoyo del presupuesto, porque no me vale lo que sale en prensa, la negociación se hace sentados en una mesa”, apuntó la Alcaldesa.

staba vigente la declaración de impacto ambiental de la primera Moreda y hubiéramos podido licitar, pero al final, viendo que amenazaban con ir al juzgado y que esto podría retrasarnos aún más, decidí no hacerlo; estamos donde nos llevó Foro, que nos puso en la casilla de salida y tenemos que dar los mismos pasos que se habían dado años antes; eso tendrán que preguntarlo a Álvarez-Cascos y a Moriyón”, señaló ayer Ana González, ante la espera de que culmine la declaración de impacto ambiental del nuevo estudio informativo.

La Alcaldesa señaló que próximamente habrá una reunión con el Estado “donde intentaremos ver de qué tiempos estamos hablando, que nos informen del estado de situación de esa declaración de impacto ambiental, pero es complejo, porque al final las declaraciones de impacto ambiental las hace el funcionariado y, claro, ir a preguntar a un funcionario cómo va podría verse como un intento de influir”, añadiendo que la duración de estos trámites depende de la complejidad del proyecto.

González endosa los retrasos en el plan de vías a Foro: “Pregunten a Cascos o Moriyón”

La Alcaldesa endosó ayer a Foro la larga espera para que Gijón pueda contar con una estación intermodal, por la decisión del anterior gobierno local de rechazar el proyecto que en 2010 se había planteado para ubicar la estación en Moreda, y luego por el riesgo de judicialización que llevó a volver a realizar la tramitación en vez de aprovechar la de Moreda de 2010. “Estaba vigente la declaración de impacto ambiental de la primera Moreda y hubiéramos podido licitar, pero al final, viendo que amenazaban con ir al juzgado y que esto podría retrasarnos aún más, decidí no hacerlo; estamos donde nos llevó Foro, que nos puso en la casilla de salida y tenemos que dar los mismos pasos que se habían dado años antes; eso tendrán que preguntarlo a Álvarez-Cascos y a Moriyón”, señaló ayer Ana González, ante la espera de que culmine la declaración de impacto ambiental del nuevo estudio informativo.

La Alcaldesa señaló que próximamente habrá una reunión con el Estado “donde intentaremos ver de qué tiempos estamos hablando, que nos informen del estado de situación de esa declaración de impacto ambiental, pero es complejo, porque al final las declaraciones de impacto ambiental las hace el funcionariado y, claro, ir a preguntar a un funcionario cómo va podría verse como un intento de influir”, añadiendo que la duración de estos trámites depende de la complejidad del proyecto.

Compartir el artículo

stats