Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Partido Popular inicia una nueva etapa en el Ayuntamiento

Pumariega se compromete ante la junta local del PP a coordinar grupo y partido

El órgano de gobierno de los populares ratificó por unanimidad el cese de López Asenjo como portavoz municipal, manteniéndole el sueldo

11

Junta local del PP para ratificar el cese de Asenjo Marcos León

En una reunión exprés de apenas cinco minutos, y en ausencia de Alberto López-Asenjo, la junta local del PP de Gijón ratificó ayer la destitución de su portavoz del grupo municipal y la designación para ocupar este cargo de la concejala Ángela Pumariega. El acuerdo se adoptó por unanimidad, y tras el mismo la joven concejala y medallista olímpica tomó la palabra para agradecer la confianza depositada en ella, decir que intentaría que la coordinación entre el grupo municipal y los órganos del partido fuese perfecta y mostrar su intención de unir a la familia del PP gijonés, además de procurar que creciese el número de personas afines al Partido Popular en Gijón.

La edil, cuyo nombramiento no será oficial hasta la semana que viene, optó por no hacer declaraciones públicas tras la reunión, celebrada en el mismo hotel de la plaza Mayor en el que quedó claro el aislamiento de Asenjo con sus compañeros de partido. El cambio al frente del grupo municipal del PP será ratificado previsiblemente el lunes de la próxima semana, en la reunión ordinaria del Comité Ejecutivo regional del partido, como paso previo a que el grupo municipal comunique al Ayuntamiento el relevo en la portavocía, algo para lo que basta con que lo pida la mayoría de los concejales del PP.

La decisión de apartar a López Asenjo de la portavocía municipal, nombrando en su lugar a Pumariega y como portavoz suplente a la tercera concejala del partido, Ángeles Fernández-Ahuja, se adoptó en la reunión que los tres concejales mantuvieron el pasado miércoles con el presidente local del partido, Pablo González, y con el secretario general del PP de Asturias, Álvaro Queipo, en la sede que la organización tiene en la calle Álvarez Garaya. El encuentro tuvo lugar tras la celebración del pleno, el último en el que Asenjo participó como portavoz.

Pablo González, de pie, saludando a los militantes a su llegada ayer a la reunión de la junta local del PP de Gijón. | Marcos León

Esa decisión es la que ayer ratificó la junta local del PP de Gijón, al término de la cual Pablo González recordó que el acuerdo supone sólo relegar a Asenjo como portavoz, pero que se le mantiene la liberación parcial de la que goza –“los sueldos”–, seguirá siendo representante del PP en las comisiones municipales en las que ya está, como la de Hacienda o Urbanismo, y también de representante del PP en el consejo de administración de Gijón al Norte. Y eso es algo “que él sabe, porque se le comentó expresamente” en el encuentro del miércoles, resaltó González, en el que el concejal mostró su desacuerdo con su destitución.

“Es una restructuración”

El presidente del partido en Gijón insistió en que “es sólo una reestructuración del grupo municipal para que funcione mejor políticamente, no hay ningún otro motivo”. Pablo González apuntó, además, que el relevo “no es un ajuste de cuentas”, sino que es fruto de “un clamor de la propia junta local” como se pudo comprobar en la anterior reunión del pasado lunes, en la que este órgano dejó claro que “las cosas no funcionaban bien y que había que cambiar”, añadió. Y matizó que “se solucionan las cosas de la manera más rápida y eficaz, con respeto a las personas”.

Sobre si dejará de tener algún tipo de control sobre la asignación que recibe el grupo municipal del PP, Pablo González explicó que eso es algo que debe decidir el propio grupo municipal cuando se formalice la reestructuración.

Una de las cosas que permitirá a la dirección del partido el relevo de Asenjo es precisamente conocer con detalle en qué se estuvo empleando la subvención del Ayuntamiento al grupo municipal en este mandato, que hasta ahora sólo controlaba Asenjo. En la agitada reunión de la junta local del lunes, tanto Pablo González como Queipo le pidieron a Asenjo que facilitara el detalle de los gastos, aportando facturas.

La opacidad en las cuentas del grupo es una de las cuestiones que acabaron por llevar a la destitución de Asenjo, junto a que no transfiriera desde mayo fondos del grupo al partido, que actuase por libre en el Ayuntamiento contraviniendo directrices de la junta local. También la sospecha de que hubiera filtrado a una asociación de fuera de Asturias documentos de la intervención municipal sobre las cuentas del grupo en el anterior mandato. Dicha asociación ha promovido una investigación ante el Tribunal de Cuentas.

El detonante para la destitución de Asenjo fueron los escritos mediante los que reclamaba a la Interventora general del Ayuntamiento que le facilitara copia del expediente abierto por las cuentas del PP en el mandato pasado. En uno de esos escritos, del cinco de agosto, Asenjo instó a la alta funcionaria a llevar al Tribunal de Cuentas a Pablo González, en base a los informes elaborados por la propia intervención en los que consideraba que no se había justificado el destino de la subvención del grupo municipal el anterior mandato.

Pablo González había presentado el 25 de julio un informe justificativo a Intervención junto con facturas, aportando a la reunión de la junta local del lunes un certificado de la Interventora al respecto.

Compartir el artículo

stats