Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los vecinos urgen adecuar decenas de solares abandonados: “Atraen a las ratas”

“El Ayuntamiento debe actuar de oficio y pasar la factura a los dueños”, reclaman los afectados | “Falta control municipal”, denuncia Ciudadanos

Estado de una finca abandonada y con la maleza trepando por los muros en la calle Avelino González Mallada, en El Coto, ayer.

Estado de una finca abandonada y con la maleza trepando por los muros en la calle Avelino González Mallada, en El Coto, ayer. Marcos León

“No podemos vivir entre ratas y porquería”. Los solares sin uso y descuidados por su propietarios vuelven a traer de cabeza buena parte de los barrios y parroquias de la ciudad. Zonas como El Coto o Nuevo Roces, que hace ahora algo más de un año y medio habían logrado la mediación del Ayuntamiento para que animase a los dueños de estas fincas a adecentar su aspecto para que la maleza, al menos, no invadiese aceras y carreteras, lamentan que las gestiones hayan quedado paradas desde entonces y exigen un plan de previsión que garantice una limpieza periódica de todos los terrenos sin uso de la ciudad, más de un centenar.

Christian Guisado, autor de la declaración que encabeza este texto, es líder vecinal de El Coto, uno de los barrios que mejor ilustran este problema de los solares dejados a su suerte. “Ahora se vuelve a notar. La mayoría tienen mucha maleza, mucha hierba, y eso sirve de lugar donde se acumula basura y todo tipo de porquería. En su momento, el Ayuntamiento intercedió para que se limpiasen, pero no se volvió a mirar para ellas. No podemos vernos en esta situación cada año y pico”, critica. A su juicio, “los dueños de fincas desinteresados deberían ceder” sus terrenos al Consistorio: “Alguien tiene que hacerse responsable. Tenemos una finca en Avelino González Mallada que parece Vietnam. La imagen que da es nefasta, de desinterés”.

Otro barrio con problemas recurrentes por terrenos descuidados es Nuevo Roces. Su presidente vecinal, José Miguel Bernardo, directamente propone “que el Ayuntamiento actúe de oficio, limpie los terrenos, y luego pase la factura a los propietarios”. Él se centra en un solar de Alicia Concepción que, con las lluvias, “se convierte en la piscina municipal” del barrio, así como varios terrenos en la avenida de Roces, uno de ellos en manos de la Sareb, en los que “la maleza acabará por engullir los bancos” y aceras cercanas. Manuel Cañete, presidente de la federación vecinal, añade que este problema es “ya recurrente” en la ciudad: “Sabemos que administrativamente es complejo, pero urge una solución”.

150 fincas afectadas

La ciudad cuenta con un censo que cifra en más de 150 los solares abandonados en la ciudad. Fue un registro solicitado por el grupo municipal de Ciudadanos, cuyo edil Rubén Carcedo anunció ayer que pedirá explicaciones sobre este problema mañana, en la comisión de Urbanismo. A su juicio, “la falta de control municipal” sobre el estado de estos terrenos “está generando problemas de insalubridad e inseguridad”. Los vecinos, por ejemplo, aseguran que en parte de estas fincas acaban surgiendo ratas y colonias de gatos. El censo de las 150 fincas se elaboró a inicios del año pasado, cuando, ahonda Ciudadanos, “se constató que era un problema generalizado por toda la ciudad”. Algunos de estos terrenos incluyen también edificaciones abandonadas “con riesgo de derrumbe”. “El gobierno debe ejercer sus obligaciones”, considera Carcedo.

Compartir el artículo

stats