Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Igualdad promocionará la matriculación de mujeres en carreras técnicas

Un informe alerta de la precariedad de más de 10.000 hogares de madres solas con sus hijos

Goretti Avello y Alfredo Álava, ayer, en el salón de recepciones del Ayuntamiento, durante la presentación del programa. | Marcos León

La dirección general de Igualdad estudia con el área de Empleo un plan de concienciación para “romper el estereotipo” de las carreras técnicas y promover la matriculación de más alumnas. Esta es la primera medida concreta anunciada ayer por Goretti Avello, responsable de Igualdad, tras dar a conocer un estudio diagnóstico sobre la situación de la mujer en la ciudad, el paso previo para renovar la Carta Local para la Igualdad en la que recogerán una batería de objetivos y medidas a aplicar. Este primer informe fue presentado ayer por Avello en compañía de Alfredo Álava e Irene Tejedor, sus autores, que alertaron, entre otros aspectos, que la ciudad tiene más de 10.000 hogares de madres solas con sus hijos, dos de cada diez casos en los que la familia la lidera un único progenitor.

Mención aparte merece el matiz de lo rural. Según los datos recogidos por los técnicos, en Gijón 21.808 personas residen en una parroquia rural o semiurbana, de las que 11.106 son mujeres. “Casi una de cada seis personas de la zona rural tiene 75 o más año, y 1.571 son mujeres”, concreta el informe, que recalca la importancia de este detalle por presentar la zona rural más problemas de movilidad y acceso a diversos recursos. “El tejido asociativo, especialmente en la zona rural, hemos comprobado que es una pieza fundamental”, apostilló Tejedor. El estudio plantea, para solventar parte de este aislamiento, mejorar el acceso a internet.

La vejez se erige como otro de los perfiles fundamentales para explicar el contexto de la mujer en Gijón. Hay, ahonda el documento, 71.782 personas mayores de 64 años en Gijón y, de ellas, 59,1% son mujeres, 42.392 según el último censo. “Es la denominada feminización de la vejez”, razonó Álava. Avello, por su parte, recordó que el recientemente presentado plan municipal para mayores ya recoge algunas medidas para ellas, como un plan acompañamiento y vigilancia a ancianas que viven solas. “La mujer inmigrante es una potencial solución a la tasa de envejecimiento, porque sus tasas de fecundidad son más elevadas”, aclaró Álava, que explicó que las mujeres extranjeras suponen algo más más del 5% de la población local.

El estudio analizó en un apartado propio la violencia de género. “Una de cada tres mujeres han sufrido algún tipo de violencia en su vida, es espeluznante”, justificó Álava, que explicó que, en Gijón, el año pasado se presentaron 1.008 denuncias por violencia de género en la ciudad, una cifra estable desde hace años.

Compartir el artículo

stats