Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Licencias se refuerza con ocho empleados y reorganiza el trabajo para paliar el colapso

El gobierno niega que sean generalizados los retrasos de un año en dar permisos | “Son incapaces de agilizar el servicio”, critica la oposición

Un edificio de Marqués de San Esteban que será rehabilitado. | J. P.

La concejala de Urbanismo, la socialista Dolores Patón, anunció ayer un incremento de la plantilla del área municipal de licencias, donde también se procederá a la “reorganización de los flujos y procesos de trabajo”. Coincidiendo con las críticas de los arquitectos, desveladas ayer por LA NUEVA ESPAÑA, ante lo que consideran unos excesivos retrasos en la concesión de permisos de obra por parte del Ayuntamiento, situación que estaría lastrando el desarrollo de la construcción en el municipio, el gobierno local incorporó la semana pasada al servicio a cuatro administrativas y a una técnica de gestión, por un plazo máximo de tres años. Dado que, según Patón, los atrasos suponen una “situación estructural y no solo coyuntural, derivada de un nuevo plan urbano y del auge de la construcción”, está prevista la adscripción adicional de dos administrativas y una técnica de gestión más. En este caso, a partir de una revisión de la relación de puestos de trabajo del Consistorio.

De manera paralela, la edil de Urbanismo añadió que esta misma semana se está revisando con la Dirección General de Innovación el nuevo procedimiento de obras menores, en el marco del plan de choque para agilizar la concesión de licencias anunciada por el gobierno municipal hace ahora un año.

En todo caso, para Dolores Patón las demoras de un año o más en la concesión de licencias municipales de obra no se dan “con carácter general, ni mucho menos”. A su juicio, son “excepciones” que obedecen, en su mayor parte, a que los demandantes no aportan la documentación, siendo las parcelaciones las que más retrasos suelen acumular por la “complejidad” de los trámites. La edil subrayó también que “las citas de información del estado de los expedientes se han recuperado en presencial y las únicas que se mantienen telefónicas son las de los técnicos”. De esta manera, Patón respondía a las críticas sobre las dificultades que se estarían produciendo para conocer el estado de los expedientes por parte de los solicitantes de permisos.

Desde la oposición municipal, tanto Ciudadanos (Cs) como Foro Asturias y el Partido Popular cargaron ayer duramente contra la situación del servicio municipal de licencias en el Ayuntamiento, achacando la responsabilidad al equipo de gobierno que preside Ana González, al que ven “incapaz” de poner en práctica medidas eficaces que agilicen la tramitación y concesión de los permisos de obra.

El edil de Ciudadanos Rubén Pérez Carcedo considera que la situación supone un “nuevo fracaso en la gestión de los problemas que sufre la ciudad”, subrayando que “transcurrido un año desde que se anunció a bombo y platillo la elaboración del plan de choque, vemos cómo la tramitación de licencias sigue demorándose en el tiempo y lastrando al sector de la construcción en la ciudad”. Para el concejal de la formación naranja, “la única licencia que ha interesado agilizar ha sido la de la nueva ITV de Granda, el resto acumulan meses de retraso ante la incapacidad de la concejalía correspondiente”.

Pérez Carcedo estima que la crisis derivada de la pandemia del coronavirus “no puede servir de excusa, porque el área de urbanismo, a diferencia de otros, no tuvo una carga de trabajo extra derivada de esa situación”. “Las razones son más políticas, por la falta de liderazgo que ha existido en esta concejalía desde el comienzo del mandato y que no parece que el cambio de titularidad haya mejorado”, destaca el edil, para quien “por la falta absoluta de previsión del actual gobierno y del de Foro no se hizo nada hasta septiembre del año pasado, a pesar de que todos sabían que, tras la aprobación definitiva del plan general en enero de 2019, se iba a producir un aumento de la petición de licencias urbanísticas”.

“A la basura”

El portavoz de Foro Asturias, Jesús Martínez Salvador, denuncia, en primer lugar, que “el gobierno de Ana González tiró a la basura el estudio elaborado en el anterior mandato para dotar de mayor eficiencia a la plantilla municipal”. A su juicio, “las consecuencias de ello la estamos sufriendo todos los gijoneses: los trámites de licencias y subvenciones arrastran meses y meses de demora y hasta un año de retraso en el caso de los permisos de construcción”.

Para Martínez Salvador, “está habiendo un exceso de anuncios y un déficit de gestión. Se están dando ayudas un año después que otros ayuntamientos y esa espera está siendo insoportable para muchos autónomos y trabajadores”. Además, destacó que “desde Foro ya denunciamos públicamente que los vecinos de la zona rural venían advirtiendo del retraso excesivo en la concesión de licencias de construcción y en el otorgamiento de la cédula de habitabilidad”.

“Este gobierno local no escucha las demandas de los gijoneses, pero desde Foro insistiremos en las comisiones y en el Pleno con iniciativas que contribuyan a corregir el problema de la demora en la tramitación de licencias, algo que castiga la actividad económica y el empleo”, añadió el concejal forista.

El concejal del PP Alberto López-Asenjo también quiso manifestar ayer la preocupación de su formación por los retrasos en los permisos. “Estamos instalados en la retórica y la inoperancia, cuando el hecho cierto es que se dan retrasos en la concesión de licencias que no son admisibles”, sostiene el concejal popular, para quien resulta urgente “agilizar” el servicio para “dinamizar y crear empleo en Gijón”. Según indicó López-Asenjo, los ediles del PP se han interesado más de una vez por este asunto en comisión, pero no han llegado a sacar nada en claro.

Compartir el artículo

stats