Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Fallece Don Pío, párroco de San Julián de Somió durante medio siglo

San Andrés de Serantes, en Tapia de Casariego, acogerá mañana jueves el funeral por el sacerdote, de 93 años | La capilla ardiente estará instalada en la sala mortuoria de Barres

Ángel Pío Sánchez.

Ángel Pío Sánchez Iglesias, conocido cariñosamente como Don Pío, párroco durante décadas de la iglesia de San Julián de Somió, falleció ayer a los 93 años de edad en Serantes (Tapia de Casariego). "Fue un gran sacerdote, estuvo 51 años de párroco en Somió y hacía nueve que se había jubilado en el pueblo de su familia. Dejó muy buen recuerdo, muchas familias que dio la comunión, casó y enterró. pena y alegría que descansó en paz", compartió esta mañana Luis Manuel Muiña, actual párroco de Somió y sucesor de Don Pío en 2012.

Don Pío se ordenó como sacerdote el 6 de agosto de 1950, cuando contaba con 22 años de edad, en la catedral de Oviedo. Once años después, tras prestar servicios por distintas parroquias de Asturias, recaló en San Julián de Somió, donde pronto se ganó el cariño de todos los parroquianos. Los mismos que ya están organizando un autobús para poder acudir hasta Serantes y darle el último adiós a su párroco. Además, en San Julián, también está previsto realizar una misa como homenaje en una fecha a determinar. "Lo hizo todo en Somió, desde la comunión a todo. Esto es triste para los vecinos de Somió, no estaba enfermo, fue algo inesperado totalmente. Todo lo que se me ocurre es bueno", compartió Soledad Lafuente, presidenta de la Asociación de vecinos de Somió. "Se portó francamente bien, era una persona sociable, conversadora, y además tenía algo muy importante para ser párroco, y es que la mano izquierda no sabía lo que hacía la derecha. Era muy serio y discreto con las personas, dejó una impronta muy importante en Somió", añadió Lafuente.

Los restos mortales de Don Pío descansan en la sala mortuoria de Barres. La misa por su eterno descanso tendrá lugar mañana jueves, a las 17.30 horas, en la parroquia de San Andrés de Serantes, en un funeral que estará presidido por el Arzobispo de Oviedo, Jesús Sanz Montes. Luego, recibirá cristiana sepultura en el cementerio parroquial.

Compartir el artículo

stats