Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Dos heridas de 94 y 66 años por un incendio en un piso de El Llano

Dos agentes de la Local auxiliaron a las afectadas y requirieron asistencia médica por inhalar humo: “Pudo ser una desgracia”

Ventanas ennegrecidas, en el segundo piso, en la vivienda de la calle Saavedra incendiada ayer. | Juan Plaza

Un incendio en un domicilio de El Llano por poco acaba ayer en desgracia y dejó a dos heridas de 94 y 66 años y a dos agentes de la Policía Local que precisaron de asistencia médica por inhalación de humo. El suceso, que tuvo su origen en la campana extractora de la cocina de la nonagenaria, fue visto por los policías que casualmente deambulaban la zona y que, al ver el humo por la ventana, cogieron el extintor de su patrulla y se adentraron en el portal. Otra vecina del mismo inmueble, la de 66 años, ayudó a abrir la puerta de la casa de la afectada, a quien conoce y tiene un juego de sus llaves. La encontraron semiinconsciente en el suelo, aunque se subió consciente a la ambulancia. “Mi madre también está bien. Para lo que podría haber sido, la cosa se ha quedado en un susto, porque la cocina quedó destrozada”, señala el hijo de la sexagenaria que ayudó en el rescate.

El incidente se produjo hacia el mediodía y en el número 38 de la calle Saavedra, en la segunda planta, y en un momento en el que el hijo de la nonagenaria no se encontraba en casa. Las llamas se produjeron en la campana extractora y provocaron una gran cantidad de humo, lo que hizo que estos dos agentes que patrullaban la zona pudiesen actuar rápido. “Fue casualidad, porque justo se habían acercado al escaparate a ver una cosa y se dieron cuenta”, relatan los dueños de una tienda situada junto al portal. “Al final ayudaron también otros dos vecinos, y por eso todo salió bien. Todos nos conocemos de toda la vida, por eso teníamos una copia de las llaves”, añadió el hijo de la afectada de 66 años, que fue trasladada, junto a la nonagenaria, al Hospital de Cabueñes para evaluar los daños provocados por inhalar tóxicos, aunque ayer se descartaban lesiones de gravedad y ambas se encontraban bien. Los Bomberos se encargaron de acabar de sofocar el incendio y de ventilar la vivienda, que registró daños cuantiosos en la cocina.

Compartir el artículo

stats