Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El alcalde de Madrid, en Gijón, sobre la oficialidad: "Cuando uno pone el bable por delante, se olvida de los problemas de los asturianos"

"Veo un partido movilizado para que haya cambio de gobierno en Gijón y en Asturias en 2023", señala el portavoz nacional del PP

Por la izquierda, el presidente del PP de Gijón, Pablo González, que entregó a Almeida la camiseta del Sporting que sostiene, y Teresa Mallada.

Por la izquierda, el presidente del PP de Gijón, Pablo González, que entregó a Almeida la camiseta del Sporting que sostiene, y Teresa Mallada.

El portavoz nacional del PP y alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, criticó hoy en Gijón al gobierno asturiano de Adrián Barbón al opinar que su único proyecto para Asturias es impulsar la cooficialidad “del bable”. 

“Creo que Asturias no merece la situación de decadencia, de resignación y de desesperanza que está atravesando después de tantos años de gobierno socialista. Todavía no ha sido capaz de explicar un solo proyecto que tenga para Asturias, más allá de reformar el estatuto con la pretensión de que el bable sea cooficial, pero cuando uno pone el bable por delante, lo que no tienen son políticas que de verdad solucionen los problemas reales de los ciudadanos de Asturias”, señaló Martínez-Almeida.

El portavoz municipal del PP participó ayer en un encuentro en un restaurante próximo a la playa de San Lorenzo, con cargos del PP de Asturias y Gijón, entre ellos los integrantes de la dirección regional con su presidenta Teresa Mallada al frente y los de la Junta Local del PP de Gijón, la portavoz adjunta del PP en el Ayuntamiento de Gijón, diputados autonómicos, la diputada nacional Paloma Gázquez, además de miembros de nuevas generaciones. “Veo desde luego un partido movilizado, un partido que está dispuesto a que en Gijón haya un cambio en el año 2023, a que en el gobierno del Principado en el año 2023”, señaló tras el encuentro, al término del cual el presidente del PP de Gijón, Pablo González, le entregó a Almeida una camiseta del Sporting de Gijón con el apellido del alcalde madrileño a la espalda.

Almeida apuntó, tras escuchar a los cargos del partido con los que se reunió, a la pérdida de “población y actividad económica” del Principado, al echar en falta “ideas y proyectos” por parte del ejecutivo de Adrián Barbón “para sacar a Asturias de la lenta decadencia que se viene produciendo desde hace años”, opinando además que el PP con Teresa Mallada representa la alternativa.

Respecto a la falta de uniformidad fiscal en Asturias y Madrid, el alcalde de la capital de España opinó que “el problema no es que Madrid tenga impuestos bajos, es que Asturias tiene impuestos demasiado altos que penalizan la actividad económica y que penalizan que la gente pueda tener oportunidades profesionales aquí y no tenga que irse a otras ciudades, como vienen a la ciudad de Madrid”.

La presidenta del PP de Asturias, Teresa Mallada, también echó flores al portavoz nacional del partido, señalando sobre la gestión de José Luis Martínez-Almeida que “el ejemplo a seguir en Asturias es el ejemplo de Madrid” con una reforma fiscal para reactivar la economía y crear empleo.

Mallada contrapuso la gestión del alcalde madrileño con la del ejecutivo regional, opinando que “mientras en Asturias nos hemos dedicado dos años a gestionar exclusivamente una pandemia, en Madrid hemos visto como a la vez que se gestionaba una pandemia se ha conseguido crear empleo, se ha conseguido reactivar la actividad económica con medidas muy claras”, entre ellas la reducción de la presión fiscal, algo que el PP de Asturias viene reclamando desde el principio de la legislatura al ejecutivo autonómico.

Mallada considera que rebajar impuestos como se ha hecho en Madrid es poner “la gestión” por encima de cualquier otra cosa, mientras que en Asturias “el gobierno lo que tiene en mente es que la ideología está por encima de cualquier otra cosa”, lo que conduce a una situación de “decadencia”

La presidenta de los populares asturianos atribuye al gobierno de Barbón una pretensión de “que nos pasemos lo que queda de legislatura hablando de cuestiones que no interesan a los ciudadanos, como es la reforma de un estatuto de autonomía”.

En respuesta a una pregunta sobre si considera que sigue siendo válido el acuerdo de los grupos parlamentarios de antes de la pandemia sobre la financiación autonómica, Teresa Mallada respondió que “lo primero que tenemos que saber es si se va a hacer esa reforma de la financiación económica. Los problemas hay que ir abordándolos según nos vayan llegando, y en estos momentos el Gobierno de Asturias no sabe decirnos si se va a abordar esa cuestión importante para los asturianos en un plazo breve de tiempo”.

Puigdemont

El portavoz nacional del PP también atendió a las cuestiones planteadas por los medios de comunicación sobre la detención del expresidente catalán Carles Puigdemont en Cerdeña y las posibles implicaciones que podría tener en la mesa de diálogo abierta entre los gobiernos de España y de la Generalitat.

“Si que traigan a un delincuente a España para ser juzgado afecta a una negociación política, es que lo que no tiene que haber es esa negociación política. Es decir, si Esquerra Republicana de Cataluña y Pedro Sánchez se sientan a una mesa y traer a un delincuente aquí a que sea juzgado, a un prófugo de la Justicia, les afecta en sus negociaciones políticas es que a lo mejor el problema son esas negociaciones y no traer a un delincuente. Y, a lo mejor, lo que se tiene que plantear Pedro Sánchez es si de verdad se pueden sentar en una mesa con Esquerra Republicana de Cataluña”, indicó el portavoz nacional del PP.

Martínez Almeida considera que el Gobierno de Pedro Sánchez tiene que tratar de “no interferir lo más mínimo, lo que tiene es que tratar de gestionar que efectivamente se produzca la extradición, por un mínimo respeto al Estado de Derecho, y por tanto lo que tiene que hacer es no poner su interés político por encima del interés general de España”, cooperando activamente para que esa extradición se pueda producir y en una fase posterior “no volver a intentar utilizar este golpe a la democracia que se dio en 2017, en su puro interés electoral, como demuestra cuando indultó a todos estos delincuentes”.

José Luis Martínez-Almeida también recomendó a Puigdemont a venir a España para responder ante la Justicia en vez de “hacer él el ridículo por el mundo, como lo está haciendo”. 

Compartir el artículo

stats