Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Marina Pineda González | Concejala de Hacienda
Marina Pineda González Concejala de Hacienda

“El recorte de gastos corrientes que plantea la derecha es puro populismo”

“No hay líneas rojas, pero no querríamos renunciar al IBI diferenciado; el 0,55% es muy modesto frente al 0,90% de Oviedo”

Marina Pineda, en los soportales de la plaza Mayor. Ángel González

Mientras avanza en la elaboración del proyecto de presupuestos para 2022, que superará los 230 millones de euros, y metiendo tijera a las múltiples peticiones de las otras concejalías, la edil de Hacienda, la socialista Marina Pineda, afronta la negociación de las ordenanzas fiscales que nutrirán de ingresos a esas cuentas municipales. El proyecto que ha presentado incluye modificaciones que se traducen en un incremento en la recaudación del Ayuntamiento de 600.000 euros, algo más de un millón en Emtusa, de medio millón en Emulsa y también con alzas en las tarifas de la Empresa Mixta de Tráfico. El gobierno está abierto a negociar a izquierda y derecha.

–¿Por qué plantean la mayor subida histórica del billete sencillo del autobús, 25 céntimos?

–Llevamos dos años con problemas de reducción de ingresos en la empresa y debemos garantizar su viabilidad ordinaria. Y, además, acometer la renovación de flota con autobuses eléctricos, la mejora de los servicios y nuevas líneas. Quien de verdad utiliza el autobús, quien saca una tarjeta o abonos, es al que queremos promover; al viajero ocasional no hay razón para premiarlo.

–¿La subida de la tarifa de basuras un 5% a qué obedece?

–Al incremento de las tasas que Cogersa cobra al Ayuntamiento. Un 5% en 2021 y un 10% en 2022. También a la mejora e incremento de servicios, como la recogida orgánica de grandes productores, las mejoras en las podas, ampliación de la recogida de residuos vegetales y plásticos en la zona rural, el cartón comercial, campañas de sensibilización. Y a la mejora de todos los servicios de limpieza, como el refuerzo en colegios desde 2020 por el covid y que van a tener que extenderse a otro tipo de instalaciones con muchos usuarios.

–¿Y la subida de la ORA en cinco céntimos?

–Por una parte, la Empresa Mixta de Tráfico lleva tiempo advirtiendo de que se está volviendo inviable. Por otra, para disuadir del uso del vehículo particular.

–Plantean un IBI diferenciado un tanto descafeinado.

–Por prudencia. Tenemos que tener en cuenta que todavía estamos saliendo de la crisis sociosanitaria. Estamos hablando de inmuebles de más de millón y medio de euros y de un tipo del 0,55%. Es algo muy, muy modesto frente al 0,90% que por ejemplo tiene Oviedo.

–¿Tienen razón quienes dicen que el IBI diferenciado lastra a las empresas?

–No. No son cantidades tan significativas. Y menos con un 0,55%. A nadie gusta pagar impuestos, a las empresas tampoco.

–¿Qué socio prefiere para aprobar las ordenanzas?

–Nosotros estamos negociando con todos, y ahí lo dejo.

–El IBI diferenciado es tabú para la derecha y a Podemos no le vale el que plantean.

–Pretendemos llevar el borrador de ordenanzas a Junta de Gobierno el 5 de octubre, que podrá recibir enmiendas hasta el día 20. Hasta entonces está abierta la negociación para sumar la mayor cantidad de apoyos. Inamovible no es nada.

–¿No es inamovible el tipo del 0,55% o la propia aplicación del IBI diferenciado?

–Yo no querría renunciar al IBI diferenciado.

–¿No deja eso como único socio potencial a Podemos-Equo?

–No querría renunciar al IBI diferenciado, pero no hay líneas rojas.

–El centro derecha rechaza también la subida de los demás tributos, no sólo de ese impuesto.

–Nos dicen que bajemos impuestos, pero no cómo financiamos lo que nos piden en los plenos. En Gijón tenemos una presión fiscal muy baja.

–La derecha plantea una mejor gestión, recortando gastos.

–Algún grupo político nos pidió el año pasado el desglose del gasto corriente y le dijimos “ahí tienes, dime que recorto”. Llevo esperando más de un año a que me contesten. Es puro populismo decir que se recorte el gasto corriente. ¿Cuál? ¿Las prestaciones sociales? ¿Las inversiones? ¿Las becas comedor o ayudas al material escolar? ¿El gasto de personal mientras están pidiendo más funcionarios para los servicios públicos? No pueden decir que quieren una ciudad más limpia, pero que Emulsa no tenga ingresos. Son cosas incompatibles.

–¿A qué prevén destinar lo que se recaude con el IBI diferenciado si sale adelante?

–Nos permitirá afrontar la cofinanciación a la que estaremos obligados de los proyectos para los que nos concedan fondos europeos, los cuales contribuirán a incrementar el turismo y a mejorar las ventas en los comercios y eso no deja de ser un beneficio para las empresas.

–Podemos les pregunta por qué en Oviedo, con la derecha gobernando, el IBI diferenciado es “casi el doble” del que plantean en Gijón.

–Me preguntaría cómo se puede explicar que en Oviedo sea del 0,90% y la derecha diga que bajo ningún concepto va a aprobar aquí uno del 0,55%. Al establecer por primera vez un impuesto puedes hacerlo de golpe o de forma progresiva. Todo está abierto a negociación.

–¿Y las subidas del recibo de la basura, el autobús y la ORA?

–Siendo todo negociable, no podemos rebajar esa subida en Emulsa porque pondríamos en riesgo la empresa, y lo que no nos podemos permitir como ciudad es poner en riesgo las empresas públicas que prestan servicios esenciales para toda la ciudadanía.

–¿Si no se aplican subidas en Emulsa, Emtusa y la Empresa de Tráfico tendrían dificultades?

–Por supuesto.

–¿Es negociable la cuantía de esas subidas?

–El requisito indispensable para poder llegar a algún acuerdo es que no ponga en riesgo ningún servicio público. Si rebajamos en un sitio, a lo mejor tenemos que subir en otro.

–¿Cree que el ciudadano va a entender bien que le suban los tributos de su día a día?

–Los tributos importantes del día a día de la gente no van a subir. El IBI normal no sube. La ORA afecta al que viene en coche al centro y eso no es la generalidad de la ciudadanía, que lo que nos está pidiendo es rebajar los niveles de contaminación. ¿El autobús? Hay una parte de la tarjeta que tiene una subida muy pequeña y los abonos siguen al mismo precio.

–¿Cómo va el proyecto de presupuestos para 2022?

–Revisando las propuestas de las diferentes concejalías.

–¿Meterá mucha tijera?

–Siempre, porque los concejales del equipo de gobierno todos los años presentan muchos proyectos, pero el presupuesto tiene que ser equilibrado en ingresos y gastos.

–¿Las grandes líneas?

–Recuperamos el nivel de ingresos de 2019, incluso lo podremos incrementar algo. Será un presupuesto que tenga en cuenta la sostenibilidad, desde el punto de vista de mantener y mejorar los servicios públicos, avanzar hacia la digitalización y modernización de los servicios que prestamos y la propia estructura municipal; atender a las necesidades de la recuperación económica que estamos negociando en el acuerdo de concertación, y atender a los más vulnerables a través de Servicios Sociales

–¿Inversiones?

–Este Ayuntamiento lleva muchos años partiendo de un préstamo de 20 millones de euros anuales para inversiones; veremos si puede ser algo más. Lo que pasa es que todavía estamos pagando las deudas del gobierno de Foro, como en fachadas, lo que deja poco margen para inversiones nuevas. Esa es la herencia que nos dejó Foro, que se dedicó a pintar grandes cosas sin buscar los mecanismos para pagarlas; congeló los tributos ocho años llegando a desequilibrar completamente las cuentas del Ayuntamiento. No hay que olvidar que en 2018 y 2019 hubo un plan económico financiero en Gijón porque rompieron las reglas de estabilidad presupuestaria.

–¿Y de ejecución de las inversiones de este año?

–Es cierto que el primer semestre iba un poco baja. El ritmo de ejecución se ha acelerado en este segundo semestre, con lo que espero que al final la ejecución de las inversiones no sea inferior a la de otros ejercicios.

Compartir el artículo

stats