Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Juan Carlos Menéndez Mato Director del Centro Asociado de la UNED

“En febrero ya habrá exámenes presenciales y volverá el programa para mayores de 55”

“Las tutorías ya se pueden realizar en el centro desde el pasado lunes, pero también seguirán retransmitiéndose online”

Juan Carlos Menéndez, ayer, en la sede de la UNED en Gijón. | Marcos León

Juan Carlos Menéndez, ayer, en la sede de la UNED en Gijón. | Marcos León

Juan Carlos Menéndez Mato es el director del Centro Asociado de la UNED en Asturias, con sede en Gijón. En esta entrevista analiza los retos del nuevo curso, cuyo periodo de matriculación se extiende hasta el próximo día 21, y la salida de la pandemia.

–¿También ha afectado el covid a la universidad a distancia?

–En comparación con las universidades presenciales puras, a la UNED le ha afectado en menor medida. Sobre todo, porque siempre ha habido una relación con los estudiantes, fundamentalmente del profesorado de la sede central, a través de una aplicación en la que se hacen consultas a los equipos docentes y éstos contestan.

–¿Y en el caso concreto del centro de Gijón?

–Aquí afectó principalmente en tres aspectos. En primer lugar, a los exámenes. Antes de la pandemia eran presenciales, se hacían en el salón de exámenes. Con el covid se tuvo que adaptar una solución online desde casa, a través de la aplicación Aula Virtual de Exámenes (Avex), con un sistema que hace fotos de la gente que se está examinando para buscar garantías de que el autor es el estudiante. Un segundo aspecto en que influyó el covid fue en las tutorías, que son voluntarias pero un recurso muy importante de apoyo al estudiante que se venía realizando de forma presencial. Los estudiantes con dudas tenían sus días y sus fechas para venir y aclarar lo que fuera con los profesores en función de sus necesidades. Estas tutorías tuvieron que pasar a emitirse a través de la aplicación de la UNED. Además, tuvimos que cancelar el programa “Senior” para mayores de 55 años. Al inicio de la pandemia vimos que era un colectivo de riesgo y que la gente de esa edad quiere clases presenciales, estar en el centro, participar activamente y relacionarse. Junto a todo esto, adoptamos medidas de ventilación, uso de mascarillas, cita previa para secretaría y biblioteca, suspendimos la sala de estudio...

–¿Ya están volviendo a la normalidad?

–Este lunes se recuperaron las tutorías presenciales, con limitaciones de aforo en función del espacio disponible, pero al mismo tiempo se siguen emitiendo online. Esto permite llegar también a los estudiantes que no quieran o no puedan desplazarse a los centros. Respecto a los exámenes, salvo que cambien las circunstancias, el equipo rectoral es favorable al retorno de la presencialidad. Esto se adoptará en el oportuno consejo de gobierno pero, en principio, será para las convocatorias de la última semana de enero y la segunda semana de febrero. También vamos a retomar el programa “Senior” en el segundo cuatrimestre del curso. Es decir, después de los exámenes de febrero. Vamos regresando a la normalidad, pero adaptándonos a la normativa nacional en materia de mascarillas y demás.

–¿Cómo evoluciona la matrícula?

–No tengo los datos concretos, porque el periodo de matrícula permanece abierto hasta el día 21, pero va de manera paralela al año pasado, lo que ya de por sí es positivo. En total, contados másteres, cursos de extensión y de verano andamos entre los 4.500 y los 5.000 alumnos. Profesores tutores son unos 130.

–¿También se mantiene la oferta formativa?

–Sí. Son 28 grados, siete grados combinados y unos 78 másteres. Los programas de doctorado también siguen todos operativos. Todo esto al margen de la formación permanente, con títulos de experto y especialista, que son un montón y se pueden encontrar en la web.

–¿Qué perfil tiene el estudiante de la UNED en Asturias?

–Hay de todo. Mucha gente que está trabajando y que quiere colmar algunos intereses en aspectos como la historia desde una perspectiva cultural. También tenemos estudiantes jóvenes, que se matriculan por primera vez en la universidad y lo hacen en la UNED. En muchos casos, como Psicología, debido a que no tenemos números clausus. También cuenta la oferta propia, como criminología, que no se imparte en la Universidad de Oviedo. Aquí hay alumnos de 18 años hasta gente de más de sesenta u ochenta años.

–¿Qué grados son los más demandados?

– Psicología, por lo que he comentado de los números clausus, y Derecho, por la gente que busca esos estudios de cara a una salida laboral.

–¿Obras previstas?

–Tenemos dos. Para la del embellecimiento de la entrada al centro estamos pendientes de la licencia de obra mayor del Ayuntamiento y se va a pedir el informe previo a Patrimonio del Principado, ya que este es un edificio protegido. Vamos a aprovechar los espacios de la arcada que actualmente está vacía y tratar de hacer un anexo para un aula de estudio. Vienen a ser unos 240.000 euros de inversión. Además, hemos añadido otra partida para arreglar todo el tejado, ya que hay algún problema de goteras. También va ser una obra importante, de unos 220.000 euros de presupuesto, en un edificio que es del Principado. Saber cuándo se puede empezar a trabajar es complicado. Desde luego, por nosotros, cuanto antes mejor.

Compartir el artículo

stats