Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La reforma del paseo marítimo occidental empezará por Poniente y se hará en fases

La envergadura técnica y el gran coste llevan al Ayuntamiento a la división de la obra entre la playa, Rodríguez San Pedro y Cimadevilla

Una vista del paseo de Vicente Álvarez Areces, paralelo a la playa de Poniente, con el Acuario al fondo. Marcos León

A última hora de la tarde de mañana, si el jurado no cambia de planes, se conocerá el diseño ganador del concurso de ideas para la remodelación del paseo de Fomento y Poniente impulsado por el Ayuntamiento de Gijón. A los votos de los 18 miembros del jurado “profesional” –representantes de los partidos políticos, técnicos municipales y del Puerto e integrantes de colectivos profesionales, empresariales y vecinales– se sumará la puntuación de la reciente consulta ciudadana y del resultado saldrá el nombre del diseño ganador y de otros dos proyectos merecedores de un accésit. Aquí acabará el concurso de ideas y empezará el proceso real de elaboración del proyecto por parte de los técnicos municipales, en base a un combinación de ideas de las iniciativas ganadoras. Y ya está decidido un punto fundamental: la regeneración se hará por fases y comenzará por el paseo de Vicente Álvarez Areces, paralelo a la playa de Poniente.

Para ver empezar las obras habrá que esperar un poco más. Aunque desde la concejalía de Medio Ambiente y Movilidad, que lidera Aurelio Martín (IU), las necesidades técnicas y financieras de un proyecto de esa envergadura han hecho idear un plan a ejecutar en tres fases que se corresponden con tres “terrirorios” muy concretos: el entorno de la playa de Poniente, todo el eje de Rodríguez San Pedro y la línea costera que va de Jardines de la Reina a la punta Lequerica. El plan se dará a conocer esta semana.

La mejora del paseo que circunda el arenal de Poniente sería la actuación más sencilla y, por ello, es la que se considera en el ámbito municipal como la más factible para que sea la primera del gran proyecto de reordenación de la movilidad y la imagen urbana de la costa desde El Natahoyo a Cimadevilla. Una primera actuación llena de simbolismo y que podría complementarse con los planes de ampliación del Acuario. Sin olvidar que en el vecino suelo de Naval Gijón hay previsto un proyecto de economía azul.

Más complicaciones tiene el desarrollo de cualquier actuación en el resto de la fachada costera, donde el tráfico, la actividad comercial y hostelera y la densidad de población marcan un día a día muy distinto al de Poniente. Además, a la hora de meter mano en Rodríguez San Pedro y su entorno hay que tener en cuenta desde las medidas que se fijen en el plan de movilidad en elaboración a la decisión final que Gijón al Norte tome sobre la ubicación de la estación intermodal. Y en el escenario de Cimadevilla no se pueden olvidar actuaciones tan singulares como la construcción de un hotel de cinco estrellas o un nuevo plan especial de ordenación urbanística.

En todo caso, el proyecto final que se saque a licitación, el cronograma del desarrollo de las obras y las vías de financiación deben salir de una ronda de reuniones entre el Ayuntamiento y la Autoridad Portuaria, como titular de la mayor parte de los espacios que se van a tocar. Aurelio Martín aboga por iniciar esos contactos en cuanto se remate el concurso de ideas. Igual que el edil de Medio Ambiente y Movilidad aboga por buscar acomodo a esta reforma del paseo marítimo en alguna de las futuras convocatorias de los fondos europeos para la reconstrucción. Una vía de financiacion que descargaría al Ayuntamiento de un pesado desembolso de años de duración.

De los trece proyectos que se presentaron a concurso hay propuestas de 660.000 euros, pero también de 20,6 millones y una gran mayoría oscila entre los cinco y los quince millones de euros. Precisamente la propuesta más cara, “Gijón simétrico”, fue la que resultó vencedora en la consulta popular. En segundo y tercer lugar quedaron “Al mar prestai Xixón” y “Foment-On”, con un coste estimado de, respectivamente, 10,2 y 7,6 millones. Se elija el diseño que se elija del concurso y se licite el proyecto que se licite, desde los servicios técnicos municipales el objetivo es dar respuesta a dos retos: una nueva ordenación de la movilidad que pacifique el eje viario y favorezca la movilidad ciclista y una nueva concepción del espacio público y el paisaje urbano a pie de costa.

Compartir el artículo

stats