Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cuatro jóvenes asaltan el albergue de Serín para llevarse a la fuerza un perro

Los implicados causaron daños en el centro al no poder llevarse al can, que se le había retirado a su dueño por no tener licencia

Instalaciones del albergue de animales de Serín.

Cuatro jóvenes de edades comprendidas entre los 18 y los 22 años fueron sorprendidos después de asaltar el albergue de animales de Serín con el objetivo de llevarse un perro de raza potencialmente peligrosa. Al no lograr su objetivo, según describe la Policía Local, comenzaron a provocar daños en las instalaciones y en uno de los vehículos que utiliza el personal del albergue. Todos los implicados fueron identificados por los agentes, pero solo uno de ellos, E. E. G. V., de 18 años y natural de Cuba, fue detenido porque sobre él pesaba una orden de búsqueda, detención y personación dictada por un juzgado de Ponferrada (León) por un supuesto delito de estafa.

El incidente ocurrió sobre las 14.30 horas del viernes, momento en el que los cuatro jóvenes –dos chicos y dos chicas– accedieron al interior del albergue gracias a que uno de ellos había saltado la valla, facilitando la entrada a los demás. Una vez dentro, se fueron a buscar al perro potencialmente peligroso que cinco meses antes le habían retirado a su propietario por carecer de licencia para tenerlo. No fueron capaces de recuperar al animal, por lo que la emprendieron a golpes contra las instalaciones. El animal que buscaban se encontraba al cuidado del albergue, y al haber expirado el plazo para recogerlo, ya pertenecía a la entidad que gestiona el centro. Tampoco se habían abonado los gastos de retirada y mantenimiento del animal. Y es por ello que los jóvenes quisieron llevárselo por la fuerza. De hecho, según explicó una de las trabajadoras del albergue, uno de ellos llegó a compartir todo el operativo en sus redes sociales.

Tras la detención del joven buscado por la justicia, los otros tres fueron identificados. Su futuro ahora queda en manos de la posible denuncia que se presente por los daños causados en el centro.

Compartir el artículo

stats