Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Detenido por robar en un garaje y agredir a un vecino que lo vigilaba

El afectado, a punto de ser atropellado, notó la desaparición de herramientas y esperó en su coche a ver si localizaba al ladrón

Policía Nacional.

La labor detectivesca de un vecino de Nuevo Roces a punto estuvo en terminar en desgracia. Este hombre comenzó a notar la falta de herramientas y efectos que guardaba en su plaza de garaje, un problema que tras sus indagaciones comprobó que afectaba a más residentes de su comunidad, por lo que decidió hacer vigilancias en el interior de su coche para localizar al responsable. Pero el día que le sorprendió “in fraganti”, este delincuente la emprendió a golpes contra él y a punto estuvo de atropellarle cuando huyó de la escena. Fue la Policía Nacional quien finalmente arrestó a este individuo, vecino de Pola de Siero de 30 años y con antecedentes.

La investigación se inició con la denuncia del afectado. Tras los robos de materiales que sufrió comenzó a preguntar a más vecinos del inmueble, que también había tenido los mismos problemas. Entonces, este hombre comenzó a investigar por su cuenta, efectuando vigilancias desde dentro de su coche para sorprender al ladrón y después dar aviso a la Policía.

Vigilancia en el coche

En una de sus guardias, explican fuentes de la comisaría de El Natahoyo, vio entrar a un coche que había activado la puerta con un mando a distancia, pero que no terminaba de estacionar el vehículo en ninguna de las plazas. El conductor, en cambio, se bajó para revisar las puertas y maleteros del resto de automóviles aparcados en el garaje.

Las sospechas de que pudiese tratarse del autor de los robos llevó a este vecino a interceptar al intruso mientras alertaba a la Policía Nacional. Lo que consiguió fue que el sospechoso tratase de arrebatarle el móvil, lo que desencadenó en un forcejeo entre ambos que acabó con el vecino en el suelo.

El delincuente aprovechó el momento para ir a su coche y emprender la huida. El afectado utilizó entonces el teléfono móvil para fotografiar la matrícula del vehículo en el que huía, pero el conductor se dio cuenta por el flash y dio marcha atrás con intención de atropellar al vecino, que logró protegerse detrás de dos coches. Además, en su huida también estuvo a punto de arrollar a una mujer que entraba en el garaje en ese momento. La Policía Nacional logró identificar al responsable y detenerle, confirmando que la primera vez había entrado aprovechando la llegada de otro coche y que en esa incursión se había hecho con un mando.

Compartir el artículo

stats