Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Guillem Martínez Escritor, presenta su libro “Los Domingos”

“Al neoliberalismo le interesa separarnos en identidades porque no nos quiere iguales”

“En las redes se ve más el malestar de los bots que de las personas; muchos partidos los usan para crear opinión, pero también para linchar”

Guillem Martínez.

Guillem Martínez (Cerdanyola, Barcelona, 1965) es periodista y escritor. Hoy, a las 19.00 horas, presenta en el Centro Municipal Integrado de El Llano su nuevo libro “Los Domingos”, en un acto organizado por la Sociedad Cultural Gijonesa. Lo hará en una conversación con Xandru Fernández. La obra agrupa razonamientos sobre el momento actual.

–Su libro es una recopilación de pensamientos suyos por escrito hecha por el crítico literario Ignacio Echevarría. ¿Qué criterios ha seguido para elegirlos?

–Ignacio Echevarría es un excelente crítico literario. Supongo que ha seguido un criterio biográfico con el fin de enseñar al lector cómo surge y evoluciona la sección. Para ver cómo textos que eran más bien largos en su inicio han pasado a ser mínimos.

–Son artículos biográficos, vivencias.

–Sí, y fenómenos culturales, libros, música observada y el paso del tiempo. Salvo que hayas nacido en un sitio muy extraño, la biografía es un género muy universal porque todo el mundo tiene una biografía bastante común, entre ellos, yo.

–¿A qué se refiere con la universalidad de las biografías?

–A que todo el mundo ha tenido sus más y sus menos y su catálogo de primeras veces y de segundas veces. Aunque las personas hayan llevado vidas dispares, se enfrentan a los mismos obstáculos y a las mismas decisiones. Las condiciones de vida no son universales, pero la vida en sí si es muy universal.

–Habrá gente que al leerle se vea reflejada.

–Sí, el primer beso o su ausencia siempre existen; la muerte o su ausencia siempre existen; los padres o su ausencia siempre existen. Eso lo tiene todo el mundo, o casi todo el mundo. Si nos ponemos paritarios, de sí o no, todo el mundo tiene o no tiene todo esto.

–Ha sido cronista del “procés”. ¿Cómo le explicaría este episodio de la historia catalana a un asturiano?

–Es mejor hablar de “procesismo” que de independentismo porque nunca hubo voluntad de un estado. Todo se comprende mejor si entendemos que en Madrid con Isabel Díaz Ayuso sucede exactamente lo mismo. Es simplemente una política de marcos y de identidad que permite sostenerse en el poder en un momento de final de régimen y de época, que es mucho más serio. Y todo sin que sus protagonistas tengan que practicar grandes políticas, que no saben cuáles son porque carecen de lectura del mundo.

–¿La identidad tapa carencias en el discurso?

–Sí, llámale nacionalismo, llámale microidentidades. Esto está en auge porque el neoliberalismo nos quiere identitarios, no iguales. Nos quiere diferenciados en identidades, que, aun existiendo, son menos determinantes que identidades superiores como lo que cobras o la forma de trabajar precaria u otras cosas que deberían unirnos más que, por ejemplo, lo que comemos.

–Usted que conoce el periodismo desde múltiples visiones. ¿Cómo ve la profesión?

–Históricamente, algunas empresas no se han portado bien. En vez de hacer información y controlar al Estado han colaborado con él para evitar problemas. Pero es cierto que esto no siempre es así porque en una misma empresa hay periodistas de muchos tipos. Y hay muchos tipos de empresa.

–¿En las redes sociales hay menos gente de la que parece y más bots de lo que se cree?

–Aunque Twitter lo intenta, por inabarcable, no se puede atajar toda la propaganda política que hay. En España, solo se han prohibido cuentas bots de Esquerra Republicana, lo cual es injusto. La mayoría de los partidos, y más cuando te acercas a la derecha identitaria, tanto en España como en Cataluña, crean opinión a través de los bots. Opinión y linchamiento. En las redes sociales se ve el malestar de las personas, pero sobre todo, de los bots.

Compartir el artículo

stats