Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Cruz Roja del Mar, un rompeolas del voluntariado

Las jornadas de puertas abiertas congregan a un centenar de curiosos, muchos estudiantes: “El balance es muy positivo”

Cruz Roja del Mar, un rompeolas del voluntariado

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

Cruz Roja del Mar, un rompeolas del voluntariado I. Peláez

Las jornadas de puertas abiertas en las instalaciones de Cruz Roja del Mar, con las que la entidad busca dar a conocer la labor de voluntariado que llevan a cabo hasta 12 millas de la costa asturiana, están siendo un éxito, como revela el centenar de visitantes que durante esta semana han conocido de primera mano la labor. “El balance está siendo muy positivo, con mucha afluencia de asociaciones y también de alumnos del Centro Integrado de Formación Profesional del Mar”, detalla Asier Rodríguez, técnico del proyecto de Salvamento Marítimo en Gijón y coordinador de las visitas.

La ruta por las instalaciones de todos los grupos comenzó por el torreón del Puerto, donde tiene su sede la Cruz Roja del Mar en Gijón. “Les mostramos la oficina y la organización del día a día de todos los voluntarios, la distribución del cuadrante, para que vean que las 24 horas del día, todos los días, hay voluntarios preparados por si ocurre algo”, detalla Rodríguez, acompañado ayer por los voluntarios Luis Ramón García Toraño y Tahiche.

9

Jornada de puertas abiertas en la Cruz Roja del Mar Ángel González

El siguiente punto de encuentro fue el vestuario, donde los voluntarios se preparan antes de zarpar al rescate. “Mostramos los distintos equipos y materiales que tenemos, y que utilizamos en función de la emergencia de rescate que tengamos que atender”, incide Asier Rodríguez. Luego, se fueron directos hasta el pantalán del puerto deportivo donde está atracada la lancha de Cruz Roja del Mar, una embarcación “con todos los últimos adelantos técnicos, como GPS, sistemas de localización e iluminación nocturna”. Subirse a la “Lima Sierra Gijón” y conocer de primera mano su funcionamiento y prestaciones fue la parte que más gustó a todos los visitantes que desde el pasado lunes han recorrido las instalaciones.

Pero las actividades programadas para celebrar el medio siglo de Cruz Roja del Mar prosiguen su marcha, “y también hoy confiamos en tener una gran afluencia”, confía Asier Rodríguez. Se refiere al ejercicio de simulacro de rescate que los voluntarios realizarán a las doce del medio día en el puerto deportivo. Y también en la proyección de la película “Cuando todo está perdido” que, en sesión vespertina, se proyectará en la Asamblea de Cruz Roja.

Compartir el artículo

stats