Los enfrentamientos entre hosteleros y clientes insatisfechos están a la orden del día. Especialmente en ciertas plataformas especializadas en críticas de establecimientos. Eso es lo que ha pasado en este caso, en el que unos y otros se en enzarzado por un supuesto mal servicio.

El comentario del presunto cliente insatisfecho fue el siguiente. "Hacía tiempo que quería ir y me ha decepcionado mucho. Pedí una calzone y no tenía ningún sabor, estaba un poco cruda y quemada por otras partes. La pizza capricciosa también fue decepcionante, con partes quemadas y sin sabor. Para no repetir. Lo único bueno fue el servicio que fue rápido y la camarera perfecta", escribió el presunto comensal en una popular red social.

La respuesta del empresario no se hizo esperar. "Nos gusta pensar que las valoraciones positivas se deben al esfuerzo y buen trabajo de todo nuestro equipo. Cada vez que nos hacen una valoración negativa nos afecta a todos, no es solo una cuestión de imagen en una red social. Esto es, al fin y al cabo, lo menos relevante", comienza en su escrito el propietario del establecimiento.

Su contestación prosigue: "Por eso buscamos el error y procuramos subsanarlo y no repetirlo. Disponemos de cámaras en nuestra cocina y hemos revisado las grabaciones para comprobar el estado en que salieron las pizzas y ninguna salió quemada. Salieron todas con la buena calidad a la que nos tiene acostumbrados nuestro pizzero. Es una pena que no hayáis comentado nada a nuestro equipo de sala en el momento porque, créenos, habríamos sabido actuar en consecuencia y de forma inmediata para que no os fuerais disgustados. Es una lástima ya que desde este medio lo único que podemos hacer es responder el comentario y animaros a volver y comprobar que los clientes satisfechos que dejan sus reseñas no están equivocados", ha zanjado el empresario.

Los enfrentamientos entre clientes y hosteleros son de lo más habitual en internet. Especialmente en las plataformas especializadas. Son muchos los empresarios que denuncian que algunas de las críticas vertidas en este tipo de webs no siempre son reales, sino que se trata de comentarios dejados para hacer especial daño a la reputación del sitio.

Por este motivo, son muchos los empresarios que urgen a estas páginas a establecer mecanismos de control, a fin de filtrar este tipo de situaciones. Una de las soluciones que proponen para ello, es que se exija una prueba de compra antes de publicar el comentario.

Y es que la reputación en este tipo de plataformas es cada vez más importante para los empresarios, ya que son muchos los clientes que se fían en estas estadísticas antes de reservar una mesa o decantarse por un establecimiento.