Carmen Álvarez, exconcejala de Izquierda Unida en Gijón, falleció el día 4 de este mes a los 84 años de edad. Por su expreso deseo, "odiaba el protagonismo", su familia la despidió en silencio.

"Era un secreto imposible de mantener, porque todo el mundo la quería", afirmaron ayer a LA NUEVA ESPAÑA compañeros de su partido. Fue concejala de IU en el Ayuntamiento de Gijón durante dos mandatos: desde 1991 hasta 1999.

Carmen Álvarez también fue representante vecinal de El Natahoyo: "Deja un vacío que no se puede llenar", señalaron en el barrio. En 2019, esta entidad le hizo entrega del premio Atalía. Destacaron su compromiso en la lucha por la igualdad.

"Era una mujer de carácter, luchadora. Una pionera llena de compromiso", destacaron.

Había empezado a militar en el PCE hace más de medio siglo. Su salud se había resentido en los últimos años, aunque mantuvo la mente intacta. El día 26 de noviembre, con motivo de la entrega del Premio Pasionaria, se leerán unas palabras en su recuerdo.