Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La magia brota en los huertos de Cabueñes

Más de 250 figuras hechas a mano convierten el espacio en un poblado navideño que contará con ponis y cabras

La Navidad regresa a los huertos de Cabueñes I. Peláez

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

La Navidad regresa a los huertos de Cabueñes I. Peláez

La magia ha vuelto a llamar a la puerta de los huertos de Cabueñes gracias a un grupo de voluntarios que, con materiales reciclados, trozos de madera de todo tipo, poliespán “y mucha paciencia e ilusión”, han convertido este espacio ubicado en el camino de la cuesta del Pollu (cerca del camino a La Ñora), por segundo año consecutivo, en un gran poblado con más de 250 motivos navideños que abrirá sus puertas a las familias el próximo 1 de diciembre “si nos deja la lluvia”. “Fue una idea que surgió de una comida entre varios amigos de los que venimos a los huertos el año pasado y nos animamos a ir haciéndolo poco a poco, en serio. Como tuvimos mucho éxito decidimos repetir, añadiendo nuevas figuras que comenzamos a preparar desde el mes de octubre. Es algo que se nos da bien, hay mucho trabajo detrás, muchas horas, pero el resultado, tanto de día como de noche, merece la pena”, explica Eugenio Suárez, uno de los promotores de la idea, en la que este año se cobrará un euro de entrada, como donativo, para destinar a la asociación “Ningún niño sin cenar”.

El espacio navideño, todavía en fase de construcción, cuenta con varias zonas, todas ellas repletas de luces de muchos colores, y entre sus novedades está la creación de varias casas por toda la parte de la entrada de los huertos, cada uno con sus propias luces y un cercado de madera. Predominan los colores rojos y verdes, “pero todas las construcciones tienen luces independientes y de distintos colores”, y todavía falta que la nieve llegue a sus respectivos tejados. Abundan también las creaciones con formas de animales como ovejas, aves, ositos y hasta mariposas entre otro tipo de diseños. Pero como gran novedad, “este año tendremos cabras enanas reales y también ponis”, destacan los organizadores. Y, por supuesto, Papa Noel está presente en distintos tamaños, desde uno para que sirva de photocall a los más pequeños hasta uno gigante que todavía está por llegar y dibujados hasta en troncos de madera cortados. Hay bastones de duendes hechos con poliespán, bolas de navidad elaboradas con distintos materiales –hasta hay regaderas coloridas colgadas de los iluminados árboles–, y trozos de madera que también van dando formas a otras figuras. “El nacimiento también será muy bonito”, advierten los promotores.

Horarios de apertura

El trabajo de decoración de toda la instalación sigue en marcha, y entre dificultades por culpa de los días de intensa lluvia que desde el fin de semana imperan. En ella han colaborado Francisco Arteaga, María Oliva Fernández, Juan Alfonso Morán, Ricardo Menéndez, Patricia Sánchez, Neli Riopedre, José Castañón, María del Carmen Calleja y Blanca Peterson. “El pasado domingo nos cayó el diluvio encima y aquí estuvimos al pie del cañón”, bromea Suárez, consciente de que todo este esfuerzo es solo “para que las familias disfruten”. Si el tiempo no lo impide, las puertas se abrirán el próximo 1 de diciembre y se mantendrá expuesto al público hasta el día de Reyes. El horario será solo vespertino, de 16.30 a 19.30 horas. “Seguro que gusta mucho la fuente que hemos estrenado, de la que sale agua de verdad”, proponen los encargados de llevar la magia a los huertos de Cabueñes.

20

Los huertos de Cabueñes vuelven a iluminarse por Navidad Marcos León

Compartir el artículo

stats