Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Intensa polémica por el retraso de una obra fundamental para la ciudad

Otra brecha entre Gijón y el Principado

Ana González, que defendió en público al Consejero, vuelve a criticar al Gobierno de Barbón tras las crisis de la Laboral y la ITV

Adrián Barbón y Ana González, durante una visita conjunta a Tabacalera, en marzo de este año. | Marcos León

El “desastre” del proceso de licitación para iniciar la primera fase de la reforma del Hospital de Cabueñes ha reavivado las tensiones entre el gobierno local, liderado por la socialista Ana González, y el Ejecutivo que dirige su compañero de partido, Adrián Barbón. Una relación que, a excepción de las múltiples visitas el pasado verano del presidente regional a la ciudad (con desfile de ministros y ministras incluido), ha sido cambiante durante la mayor parte de los dos años largos que han pasado desde que ambos asumieron sus respectivos cargos. Y que se vio fracturada en varios momentos, como cuando la Consejería de Empleo, Industria y Turismo, a través de la sociedad Itvasa, aprobó la construcción de una estación de ITV en Granda, metiendo el agua en casa del Ayuntamiento. También generó enfrentamientos el cierre perimetral de Gijón durante la segunda ola, que dejó a 19 parroquias y la mitad de Deva fuera, o la distinta visión sobre el futuro de Laboral Centro de Arte y Creación Industrial. Cabueñes era la gran inversión del Gobierno del Principado para la mayor ciudad de Asturias en esta legislatura, un guiño a Gijón que ha saltado por los aires. “Es una pésima noticia”, aseguró hace dos días Ana González, que ya ha reclamado una reunión con Barbón por el batacazo.

El conflicto tras este revés, además, escuece más en el Ayuntamiento puesto que hace apenas dos semanas la Alcaldesa, pese a las advertencias de todos los grupos políticos de la oposición y de la patronal de constructores (que avisó de que el precio de licitación, de 44,97 millones, hacía inviable la obra) sacó la cara por el consejero de Salud, Pablo Fernández, en el debate del estado del municipio. “Les aseguro que hay empresas interesadas. ¿Y por qué lo sé? Porque me lo ha dicho el consejero de Salud”, defendió Ana González, que hasta planteó acciones en el caso de que ninguna firma se interesara por la licitación, como finalmente ha ocurrido. “Si no se presenta nadie, pues nos unimos y vamos todos los portavoces y yo misma al Principado a hablar con el consejero y con el Presidente”, espetó. Una promesa que está a la espera de materializarse cuando Barbón fije la cita para la entrevista solicitada.

El proyecto para la ampliación de Cabueñes comenzó hace ya varios años, pero fue a partir de 2013 cuando se empezó a poner dinero encima de la mesa, nunca ejecutado. “Recuerdo que, cuando se presentó este proyecto, a muchos les parecía una locura. Me produce satisfacción que se haya decidido ir a por él, porque al principio parecía un imaginario de ese consejero que era yo. Ahora, todo el mundo lo siente como una necesidad urgente, lo cual me alegra. Ahora bien, no puedo hacer valoraciones de lo que no me corresponde ni del trabajo de otras personas”, compartió ayer Faustino Blanco, consejero de Salud en aquella época, con Javier Fernández como presidente del Principado.

Desde entonces, el compromiso del Gobierno regional para llevar a cabo la ampliación siempre ha rondado la actualidad informativa, aunque no fue hasta este año cuando se sacó a licitación la primera fase de la obra para reformar el inmueble, que pasará a contar con dos sótanos y seis plantas, cuatro asistenciales y dos técnicas, en su primera fase. Y experimentará una gran modernización.

Pero de nuevo todo ha quedado en agua de borrajas y los augurios de la patronal de constructores, que insistió por tres ocasiones de que se había licitado la obra con los mismos precios que en 2018, se han convertido en una realidad y se ha frenado otra vez la ampliación de Cabueñes, por la que tanto llevan esperando profesionales y pacientes del área V, que también incluye a Carreño y Villaviciosa. Otro choque del Gobierno de Adrián Barbón con Gijón –la obra en el Hospital es la gran apuesta del Principado para la ciudad–, que ha caldeado de nuevo las relaciones entre Ayuntamiento y Principado. Y ha dado munición a todos los grupos políticos de la oposición, de izquierda a derecha, tanto en la Casa Consistorial como en la Junta General contra el PSOE.

Compartir el artículo

stats