Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Carmen dejará de mojar con su reforma

Un regulador apagará los chorros cuando haya viento l El Ayuntamiento mejorará también las fuentes de la plaza de Europa y El Cerillero

Natalia González y Olmo Ron, delante de la fuente del Carmen, en pleno funcionamiento, ayer. | Juan Plaza

Tras una inversión de 300.000 euros y tras seis meses de obras, que se vieron ralentizadas por el retraso en el suministro de materiales, la fuente del Carmen retomó ayer de continuo el agua, tres formas distintas de chorros y nuevos juegos de luces después de una década de sequía y abandono. “Hemos recuperado un emblema de Gijón”, valoró el concejal de Obras Públicas, el socialista Olmo Ron, en la inauguración de esta instalación que, tras una semana de pruebas, ya estará “en funcionamiento permanente” tras las pruebas y que ayer lució colores morados con motivo de la celebración del 25 de noviembre. Pero la del Carmen, tal y como anunció el edil, no será la única actuación en fuentes, pues desde el gobierno local ya se estudian próximas reformas tanto en la de la plaza de Europa, con fallos detectados en el sistema hidráulico, como en la del parque de El Cerillero.

La fuente con luces moradas por el 25N. | Juan Plaza

La nueva fuente del Carmen cuenta ya con piñas de pulverización que alcanzan dos metros de altura, una hilera de 14 surtidores verticales que pueden llegar a una altura máxima de siete metros, molinetes giratorios a ambos lados de la hilera central de esos surtidores verticales y una serie de surtidores parabólicos para crear dos abanicos de tres surtidores cada uno con chorros que llegan a los seis metros. “Se ha invertido tanto en la puesta en funcionamiento como en la renovación del sistema hidráulico y eléctrico, en la impermeabilización del vaso y en una instrumentalización que gradúa los chorros en los días de más viento, que hasta puede llegar a apagarla si hay mucho viento”, describió ayer Olmo Ron, que acudió acompañada de la teniente de alcalde, Natalia González. “Hemos recuperado un símbolo para Gijón”, aportó por su parte la edil socialista.

La instalación durante el día.

La fuente del Carmen no fue la única que se tiñó de morado para celebrar el Día Internacional contra la Violencia de Género, aunque en su caso fuera gracias los juegos de luces. El agua de las fuentes de la plaza del Humedal, la de la calle 17 de agosto, la de los Campinos y la fuente de la plaza del Marqués, la de Pelayo, también se sumaron a la iniciativa morada.

En fase de estudio

Las labores desde la Empresa Municipal de Aguas y la concejalía Obras Públicas, además, incluyen poner en marcha el estudio para evaluar el estado del sistema hidráulico de la fuente de la plaza de Europa. “Hemos detectado problemas y habrá que invertir una gran suma. Estamos en previsión, en fase de estudio para ver qué le pasa al sistema hidráulico, que no se ha mantenido nada bien en estos últimos años”, advirtió Olmo Ron. Además, también se tiene la intención de recuperar el río artificial del parque del Cerillero, “que lleva años fue de servicio”, remarcó el concejal.

Compartir el artículo

stats