Suscríbete

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La piscina y las pistas de la Laboral tendrán un plan para su aprovechamiento

El gobierno presentará en 2022 el proyecto, que incluye la Casa de las Maquetas l La reforma de la cúpula costará medio millón de euros

Instalaciones deportivas en el entorno de la Universidad Laboral. | T. J.

Un plan de usos para aprovechar al máximo los terrenos deportivos del entorno de la Universidad Laboral, cedidos por el Principado de Asturias al Ayuntamiento para los próximos 40 años (con opción de ampliar otros diez), es el compromiso asumido para el año que viene por el gobierno local, que sigue estudiando también la posibilidad de recuperar la piscina del complejo, cuya reparación costaría alrededor de un millón de euros. Así lo anunció ayer el concejal de Deportes y Actividad Física, el socialista José Ramón Tuero, durante la comisión de Servicios Sociales, Cultura, Educación y Deporte, donde también cifró en unos 90.000 euros lo que costaría la recuperación de todas las canchas deportivas.

Pero las instalaciones para la práctica del deporte no son la única parte del entorno del edificio de Luis Moya cuyas mejoras están sobre la mesa, pues ya se ha entregado a Cultura el proyecto de obra para la reforma de la cúpula y los frisos de la iglesia –en mal estado desde hace años, con riesgo de derrumbe según algunos expertos– y se espera que en el mes de diciembre el documento llegue al consejo de Patrimonio como paso previo a la licitación y contratación de las obras con un presupuesto de alrededor del medio millón de euros.

El plan de usos para las zonas deportivas que se prepara desde el gobierno local pretende ser ambicioso y actuar sobre los campos de béisbol, softball, hockey hierba, rugby, fútbol y las tres pistas polideportivas además de la piscina, abandonada desde hace años. Es en este último elemento donde está la principal duda de qué hacer, si volver a poner en marcha una piscina o bien pensar en otro tipo de instalación con un coste menos disparado. Apostar por la primera opción, que para nada está descartada, supondría una gran inversión, superior al millón de euros, según explicó José Ramón Tuero a preguntas del Partido Popular, al incluirse sistemas de depuración de aguas o vestuarios en el caso de llevarlo a cabo. Menos dudas arrojan el resto de instalaciones, entre las que también se incluye la Casa de las Maquetas que podría servir de apoyo a los clubes que practican deporte en la zona.

Por el momento, no hay partida presupuestaria para llevar a cabo ninguna actuación en la zona, por lo que 2022 será tan solo un año para sentar las bases del futuro de todas las instalaciones. Cualquier medida ya sería a partir de 2023, lo que ha motivado que desde el Partido Popular se esté vigilante. “Pedimos menos ideas y estudios y que de una por todas se impulse un proyecto para estos espacios deportivos. No es de recibo que unas instalaciones, inmersas en los jardines, estén en este estado de deterioro que impide su uso por parte de los gijoneses como la imagen que se proyecta a los visitantes. No puede caer en el olvido y el gobierno local debe hacer sus deberes”, compartió la concejala del PP Ángeles Fernández-Ahúja tras la comisión.

Lo que sí empezará en 2022, al menos esa es la esperanza que impera en el Principado, después de varias licitaciones fallidas, es la reparación de la cúpula de la iglesia. “Se ha entregado ya el proyecto de obras. Los técnicos decidirán si tienen que cambiar algo o no del proyecto. Luego volverá a ir al consejo de Patrimonio y una vez que esté aprobado el proyecto comenzaremos con el proceso de licitación y contratación de las obras”, aseguró ayer Pablo León, director general de Cultura, durante un acto en Gijón. Además, recalcó, se prevé un presupuesto que ronda el medio millón de euros, pero todo dependerá de si al proyecto se le incluyen cambios en esta fase de análisis en Cultura.

Por otro lado, Pablo León también se pronunció sobre la candidatura de la Universidad Laboral a Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, una lucha que mantienen activamente desde la asociación de los Antiguos Alumnos de la Laboral. “Está en un proceso de pausa porque España no va a presentar nuevas candidaturas en cinco años para dejar las que ya están en marcha. Documentaremos la Laboral, para que cuando se vuelva a abrir el expediente en cinco años tener opciones”, prometió el director general de Cultura del Principado.

Los Antiguos Alumnos han llevado la voz cantante para liderar la candidatura, poniendo incluso todos sus archivos a disposición del Principado y elaborando una serie de vídeos explicativos en distintos idiomas que repasan la historia y la importancia del complejo. Pero no será hasta 2026 cuando España vuelva a presentar nuevas candidaturas ante la Unesco.

Compartir el artículo

stats