El teatro de La Laboral acogió ayer el concierto del pianista James Rhodes, en el penúltimo día del “Gijón Sound”. Rhodes conquista otra vez la ciudad en la que había actuado por primera vez en España con un concierto muy especial. El programa del concierto, que empezó a las 21.00 horas y tenía una duración de una hora aproximadamente, incluía la “Sonata in E minor Op 90” de Beethoven, “Rhapsody in G minor” e “Intermezzo in E Flat” de Brahms y la “Sonata in C major Op 53 ‘Waldstein”, también de Beethoven.