Ciudadanos urgió ayer la elaboración de una nueva ordenanza de subvenciones para evitar los retrasos que lastran la actividad de las principales entidades de la ciudad. “Gijón cuenta con un importante tejido asociativo con entidades que son verdaderos referentes a nivel nacional y desempeñan una función con alto valor social. Debemos darle estabilidad en vez de generarles incertidumbres”, dice Rubén Pérez Carcedo, que urgirá este jueves en la comisión de Hacienda por la elaboración de la nueva ordenanza de subvenciones.

“La singularidad de estas medidas irían dirigidas especialmente a garantizar que aquellas entidades, fundamentalmente del ámbito social, que desde hace muchos años vienen realizando actividades y programas que están redundando en el conjunto de la ciudadanía, no tengan que estar siempre pendientes de un hilo por la burocracia municipal”, explicó Pérez Carcedo, lamentándose que desde el gobierno no se esté haciendo lo suficiente para paliar este problema que es recurrente y casi estructural desde hace años. Además, aclaró que esto no redundaría en un menor control del gasto público.