Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Botánico planta su belén

El Jardín abre al público un nacimiento con más de una treintena de figuras de “El Ponticu”: “Luce mucho en este entorno especial”

A la izquierda, una familia observa el portal de Belén. En los círculos, dos detalles de figuras del nacimiento del Botánico. | Juan Plaza

En la zona situada a la derecha de la entrada del Jardín Botánico se encuentra el Entorno Cantábrico, un espacio verde que durante estos días mezcla el aroma de la tierra y el mar camino de Belén. Más de una treintena de figuras, con todo lujo de detalles, acercan al espectador a toda esa recreación navideña del nacimiento de Jesús. “Luce mucho en este entorno especial. Es algo diferente, con figuras de grandes dimensiones, no en miniaturas como las de las casas, pero tienen mucho encanto y se disfrutan mucho más al estar más espaciadas que por ejemplo cuando estaban en Begoña”, explica Plácida Novoa, presidenta de la Asociación Belenista.

No hubo inauguración oficial. La precaución ante el avance de nuevo del covid provocó que ayer, a última hora de la tarde, el belén quedase abierto al público. Hubo un goteo constante de visitantes, de familias con niños que aprovecharon la tarde del viernes para descubrir el portal de Belén, los Reyes Magos, el carpintero con el niño aprendiz, el herrero, los pescadores, la aguadora o el panadero.

Todas esas figuras del artista Miguel Ángel Álvarez, “el Ponticu”, vuelven a lucir como todos los años en el Botánico. “Hay también un gaitero, una quiosquera, dos lavanderas, pastores y ovejas”, resalta Plácida Novoa. “Es más original que un belén al uso, con figuras a tamaño real, incluso algo más grandes de lo habitual”, comenta.

La novedad este año, respecto a ediciones pasadas, es que algunas figuras han sido restauradas, en la parte de la base y también la frontal, las más castigadas al ser sometidas al desgaste que produce la lluvia, el viento o el frío.

El belén del Jardín Botánico se puede visitar de forma gratuita, ya que desde hoy y hasta el 9 de enero habrá puertas abiertas a este espacio. El belén del Botánico se presenta como un complemento a los ocho que integran la ruta belenística: Antiguo Instituto, Colegio La Inmaculada, Centro Comercial Los Fresnos, iglesia de San Pedro, iglesia de San Lorenzo, Expendeduría número 15, Taller artesanal Begoña Trabanco y Club Natación Santa Olaya.

“Ya está todo en marcha. Esperemos que el covid nos permita disfrutarlo hasta el final”, explica Plácida Novoa. “Nos quitamos esa espina del año pasado, que no pudimos ni montar el belén monumental en el Antiguo Instituto. La tradición de los belenes es algo muy importante en la ciudad, y se nota que a la gente le gusta”, concluye.

Compartir el artículo

stats