Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Ampliado a agosto el plazo para la obra de la Comisaría de la Policía Local

Las labores arrastran una ralentización provocada, principalmente, por las sucesivas restricciones de la crisis sanitaria del covid

Las obras de la Comisaría de Policía Local de Gijón. | Pablo Solares

El Ayuntamiento de Gijón, en su Junta de Gobierno, ha ampliado el plazo para la finalización de las obras de la Comisaría de la Policía Local. La nueva fecha, tras el acuerdo alcanzado ayer, es el 31 de agosto de este año. La actuación, presupuestada en 7.696.623 euros, arrastra una ralentización originada por diversos factores. El principal fue el decreto del “estado de alarma” por la crisis sanitaria del covid-19 y las restricciones que se han sucedido desde entonces. La obra comenzó en octubre de 2019, con un plazo máximo de ejecución de 30 meses.

Pronto empezaron los problemas. Al poco de arrancar las labores, en una finca cedida y anexa al Palacio de Justicia de la avenida de Juan Carlos I, aparecieron “unas soleras y elementos varios de cimentaciones antiguas existentes en el terreno”. Éstas, explicaron entonces fuentes oficiales, no se habían localizado en la fase de proyecto. Este contratiempo se tradujo en tres meses de paralización de la obra.

Y llegó marzo de 2020, con la declaración del “estado de alarma” por la crisis sanitaria del covid-19. Se sucedieron las restricciones e, incluso, se decretó la paralización total de los trabajos durante el periodo en el que solo se mantuvieron los denominados “servicios esenciales”. El reinicio de los trabajos no fue intacto: “Hubo que acoplar el ritmo de las labores a las medidas de seguridad ante la pandemia”, señalaron entonces fuentes sanitarias.

El proyecto de la Comisaría de la Policía Local de Gijón fue diseñado por los arquitectos Fernando Serrano-Súñer, Hoyos, Marcos Cortes Lerín y Víctor Rodríguez Prado. Ese plan inicial prevé una construcción en forma de “L” de cinco alturas. Tendrá planta baja y otros dos sótanos, todo en una parcela de 10.176,86 metros cuadrados. Incluirá zonas verdes a su alrededor.

El inmueble tendrá dos sótanos, ya ejecutados. Estos espacios suman una superficie de 2.385,05 metros cuadrados y ambos contarán con una zona reservada a aparcamientos. El segundo de ellos, la planta más baja de todo el edificio, servirá para albergar, entre otras dependencias, el almacén de decomisos y los archivos generales. En el otro, denominado sótano 1, estará la sala de control, la galería de tiro (de 289,79 metros cuadrados), una sala de munición, almacén de residuos y zona de lavado. La planta baja del edificio ocupará una superficie de 2.052, 34 metros cuadrados y habrá otras cuatro alturas.

Compartir el artículo

stats