Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Tres meses de la línea exprés de Emtusa: 800 pasajeros al día y nuevas paradas

El servicio que conecta de manera rápida El Cerillero y el Hospital de Cabueñes busca acercarse a más viajeros en Viesques y La Calzada

Uno de los vehículos de la línea E71 de Emtusa, en su cabecera del Hospital de Cabueñes. | Marcos León

Tres meses de vida acaba de cumplir la E71, la primera línea exprés de la Empresa Municipal de Transportes Urbanos (Emtusa). Una línea pensada para conectar oeste y este –y más en concreto El Cerillero con el Hospital de Cabueñes– de manera ágil. Tres meses que han servido para alcanzar una media diaria de uso de unos 800 viajeros, con picos de mil en alguna jornada, y para que los responsables de Emtusa detectaran los primeros problemas y les pusieran solución.

Ese repensar la acción tras su puesta en marcha ha supuesto habilitar nuevas paradas que permitan acercar la línea exprés a territorios con mucha población y que tenían lejos alguna de las doce paradas del itinerario inicial. Así, desde hace unos días en su viaje de Gran Capitán al hospital de Cabueñes la E71 se para también en la avenida Príncipe de Asturias, en la misma parada que ahora utiliza la línea 24, y en la avenida del Mar Cantábrico, a la altura de La Coría.

Dos avenidas donde también hace parada el autobús cuando hace el recorrido desde el hospital de Cabueñes a Gran Capitán, aunque sumando una tercera parada nueva en la avenida de La Argentina, a la altura de Cristasa. Estas nuevas paradas, y la confianza y el conocimiento que de la línea se vaya teniendo poco a poco, hacen albergar a los responsables de Emtusa la esperanza de que se incremente el número de viajeros.

No sería mala noticia para una empresa a la que la pandemia dio un golpe casi mortal. Emtusa cerró el año 2020 con 10,9 millones de viajeros: ocho millones menos que el año anterior. Este 2021 ha sido un año de recuperación pero más lenta de lo esperado y a la que le está afectado esta nueva ola que no para de dejar gijoneses confinados en sus hogares y nuevas suspensiones de actividad. A mediados de año, los autobús de Emtusa habían conseguido incrementar en un 7,72% el número de usuarios respecto al mismo periodo del año 2020 pero seguían un 36,7% por debajo de 2019.

Red de transporte

Una pérdida de viajeros que viene acompañada de una pérdida de ingresos, que se ha ido cubriendo con aportaciones extraordinarias del Estado y del Ayuntamiento. A partir del uno de enero entrará en vigor la subida de tarifas con un precio por billete sencillo que pasa de 1,25 a 1,50 euros y por viaje con bono normal de 0,70 a 0,75 euros. También suben los abonos aunque se mantiene la gratuidad para menores de 17 años y los precios rebajados para menores de 26 y mayores de 65.

Por otro lado, y de cara al futuro, Emtusa acaba de sacar a contratación un estudio para revisar en profundidad la red de transporte público urbano y rural del municipio y las necesidades de movilidad que se demandan, sin olvidar ponerlas en relación con actuaciones futuras como el metrotrén o con los próximos desarrollos residenciales o de nuevas infraestructuras industriales o sociales.

Compartir el artículo

stats