Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

"Eran gente muy querida": Conmoción en Gijón por la muerte de dos obreros en el derrumbe de un colegio

“Ayer hablé con él y me dijo mamá, mañana vamos con los críos a ver a los reyes, y mira los reyes que al final tenemos”, lamenta la madre de uno de los fallecidos

49

Derrumbe en el interior del colegio San Vicente de Paul

Tragedia en Gijón. Dos hombres han muerto esta mañana tras derrumbarse parte del colegio San Vicente de Paul, en el que estaban trabajando. La desgracia les sobrevino mientras reparaban escayola en el tejado del inmueble. Fue entonces cuando, por motivos que aún se desconocen, parte del forjado de la terraza que hay en la azotea edificio, en el cruce de las calles Ezcurdia y Caridad, se vino abajo. El colapso se llevó por delante a dos de los cuatro operarios: Andrés V. D. y David V. V:, ambos naturales de Aller y vecinos de Mieres, cuyos cuerpos sin vida fueron rescatados por los Bomberos tras horas de trabajo. Los otros dos resultaron prácticamente ilesos. "No sabemos qué pasó. Era una obra de nada. Llevábamos ya una semana", afirmaba uno de los supervivientes.

Los primeros en alertar del suceso fueron los vecinos. "Estábamos en la cama y de pronto escuchamos un ruido como un camión de vidrio, y miramos por la ventana y vimos cómo se desploma todo, gritos, mucha gente asomándose", describe Yalia Escobar , una estudiante que vive en frente del colegio y quien llamó a emergencias. 

En cuestión de minutos llegaron varias patrullas de Policía, ambulancias y Bomberos. Localizaron y consiguieron rescatar rápido a dos de los trabajadores. Faltaban otros dos. Tras más de una hora de búsqueda, apareció el cadáver de A. V. D. Hora y media después localizaron también el de D. V. Ambos eran primos, naturales de Aller y vecinos de Mieres. Habían quedado sepultados bajo los escombros.

Los bomberos rescatan a un herido del colegio de Gijón tras derrumbarse el tejado

Los bomberos rescatan a un herido del colegio de Gijón tras derrumbarse el tejado

“Ayer hablé con él y me dijo mamá, mañana vamos con los críos a ver a los reyes, y mira los reyes que al final tenemos”, pronunciaba Mari Díaz Rodríguez, madre de Andrés V. D., de 39 años, padre de cuatro hijos, y uno de los obreros fallecidos. El otro, primo carnal, era David V. V., de 40 años y padre de cinco hijos. “Eran muy buenos y muy queridos, se llevaban muy bien los dos. Toda la vida estuvieron en la construcción”, acertaba a decir María Moirón dos Santos, compañera sentimental de David V. V. e hija de uno de los operarios que resultó ileso, tras el desenlace del operativo de búsqueda.

Por el momento se desconoce qué provocó el colapso en el edificio. Si bien, las primeras hipótesis descartan que el derrumbe guarde relación con la reparación de escayola que estaban realizando estos trabajadores. "No sabemos qué pasó. Era una obra de nada", acertaba a decir tras el suceso Vicente Moirón, uno de los dos trabajadores que resultó prácticamente ileso. Libró por los pelos. Seguramente se salvó porque estaba echando un cigarro en la ventana en el momento del derrumbe. Eso fue lo que evitó que fuese atrapado por los escombros. "Llevábamos una semana trabajando aquí", abundaba el hombre.

Cae el tejado de un colegio de Gijón y deja a varias personas atrapadas en el interior

Cae el tejado de un colegio de Gijón y deja a varias personas atrapadas en el interior

El fatal suceso ha conmocionado a Gijón. Las labores de búsqueda de los trabajadores fue seguida por decenas de vecinos. También por autoridades, como el presidente del Principado, Adrián Barbón, y la alcaldesa, Ana González. "Un acontecimiento terrible, una desgracia", decía la regidora tras lo sucedido hoy en el colegio San Vicente de Paul: "Se había acumulado mucho peso encima de ellos, es algo terrible. Difícil de entender que nos pasen estas desgracia. Lo primero, todo nuestro afecto para la familia, que lógicamente está destrozada, porque al final cuatro personas salen a trabajar por la mañana y les pasa esto… de verdad, están lógicamente destrozada".

González también ha tenido palabras para la comunidad educativa, "muy afectada": "Aquí ha venido el director, han venido antiguas hermanas de esta congregación. Lo único que podemos decir que cuentan con todo el afecto de vecinos y vecinas. Lamentamos que haya sucedido este accidente".

Barbón también se ha sumado a las condolencias, con un mensajes a través de sus redes sociales. "Dolor inmenso por los dos fallecidos mientras trabajaban en unas obras del colegio San Vicente de Paul, en Gijón. Mi más sentido pésame y el del Gobierno de Asturias a su familia. No hay palabras. Terrible", escribió.

Pese al luctuoso suceso, el Ayuntamiento descarta por ahora decretar jornadas de luto o la cancelación de actividades como la cabalgata, prevista para esta tarde.

Compartir el artículo

stats