"Queremos comenzar esta circular agradeciendo las innumerables muestras de cariño y apoyo recibidas ante el trágico suceso acontecido en nuestro colegio el pasado 5 de enero". Así comienza la circular del colegio San Vicente de Paúl, que ha compartido en redes sociales la dirección. En el escrito, informan de que las clases serán online a partir del lunes y también piden ayuda a Consejería de Educación y Ayuntamiento para la vuelta a la presencialidad "lo antes posible".

La dirección recuerda así lo ocurrido el pasado miércoles, víspera de Reyes: "Desde el momento en que supimos que había do s personas atrapadas, hicimos votos por el mejor de los desenlaces, confiando en el incansable esfuerzo, profesionalidad y entrega de todo el operativo de rescate, a quien felicitamos, agradecemos y deseamos mucho ánimo y fortaleza en el ejercicio de su profesión". "En esta ocasión, todo acabó de la peor manera posible: el fallecimiento de dos trabajadores". Han asegurado que han acompañado a la familia de Andrés y David Velasco en el tanatorio y que esta tarde lo harán en el funeral por su eterno descanso.

"El sentimiento que nos invade es de absoluta desolación y tristeza, acompañada del deseo de saber por qué ha ocurrido esta desgracia". "Anhelamos contar cuanto antes con el informe técnico de los expertos, que pueda arrojar luz sobre las causas del fatal accidente", han señalado.

Pero el dolor, han añadido, "no nos aparta de nuestra vocación ni de nuestro rumbo, que no es otro que la entrega sin reservas a la labor docente en favor de nuestro alumnado, que es a quien nos debemos y por quien cobra sentido nuestra profesión".

"Hemos trabajado sin descanso y sin horarios con el fin de liderar de nuevo un comienzo de año y de segundo trimestre que resulte lo mejor posible para toda la comunidad educativa, pero muy especialmente para los alumnos y sus familias".

Apuntan al "sacrificio, en muchos casos" de la conciliación y agradecen "la paciencia, comprensión y apoyo en este comienzo, el lunes día 10, por vía telemática". "Nuestro objetivo de trabajo, en este momento, lo tenemos muy claro. En este primer momento es necesario organizar de nuevo la enseñanza telemática durante el tiempo imprescindible del mejor modo y calidad posible, atendiendo a criterios emocionales y educativos". Entre otras medidas, ponen a disposición de alumnado y familias a la orientadora: "Nos dará consejos generales a todos sobre cómo llevar psicológicamente esta situación de un modo adecucado por el medio telemático habitual", han explicado.

El objetivo es "reanudar, cuanto antes, la enseñanza presencial y segura en todas etapas educativas". Así, necesitan un total de 27 aulas para los casi 700 alumnos del centro: seis en Educación Infantil, doce en Educación Primaria y nueve en Educación Secundaria. "Desde auqí aprovechamos para agradecer tanto a las autoridaes locales, autonómicas y educativas su presencia y cercanía en los duros momentos del día 5 de enero. Ahora, es momento de seguir colaborando con todas las instituciones y, por ello, nos mantenemos de modo proactivo en contacto permanente con la Consejería de Educación, a quien estamos informando puntualmente". "Nos ha ofrecido todo su apoyo", han destacado.

Las prioridades del centro, han garantizado, "siguen siendo las mismas": "la salud y la seguridad de nuestro alumnado, pues sin estas dos premisas, la realización del rest ode retos educativos no es posible". Pero ahora mismo, nuestros alumnos necesitan verse, aunque sean solo los ojos por la mascarilla, compartir las clases con sus tutores y profesores y poder continuara con los programas y ayudas de atención a la diversidad".

Hacen hincapié en la "cercanía" entre familias y colegio" y en su colaboración. Y llaman a seguir adelante: "Tenemos mucho trabajo por delante, no será fácil, pero no olvidemos que nos tenemos los unos a los otros".