Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los afectados por el nuevo límite de tarjetas de residente de la ORA: “Es un gran trastorno”

Los conductores vaticinan problemas para aparcar y Foro y el PP exigen retirar la medida

Juan Carlos Rodríguez señala su tarjeta de residente de la ORA de uno de sus vehículos, ayer, en la zona azul de la calle Rodríguez San Pedro. | Juan Plaza

“Es un gran trastorno y encima sin avisar. Deberían pensar más en el ciudadano”. Quien habla es Juan Carlos Rodríguez, uno de los gijoneses que se verá afectado por uno de los puntos de la nueva ordenanza de movilidad, el que dicta que, a partir de este año, los vecinos que vivan en una calle de la zona ORA solo podrán sacar una tarjeta de aparcamiento para residentes, independientemente del número de vehículos que tenga en su domicilio. En su caso, en su residencia en el barrio de La Arena hay otras dos personas con vehículo que tendrán que buscarse la vida a partir de ahora para poder aparcar cerca de su portal. Como ellos, otros muchos gijoneses.

Foro ya ha cargado contra esta medida, a través del concejal Pelayo Barcia, hace dos días. El edil recordó que su formación ha sido la única que ha presentado un recurso judicial contra la polémica ordenanza. “Pedimos al Ayuntamiento que al menos espere a construir más plazas a precios asequibles”, añade el forista que se compromete a suprimir la ordenanza si su partido se impone en las próximas elecciones municipales. A ello se ha sumado el Partido Popular con la concejala Ángeles Fernández-Ahuja exigiendo retirar la medida. “Este fue uno de los motivos por los que pedimos la suspensión cautelar de la ordenanza. El gobierno está demonizando el coche, lamentó.

En el caso de Rodríguez, este gijonés teme tener que empezar a desplazarse a la zona blanca para poder aparcar. En su caso, el área más cercana en el estadio de El Molinón. “Terminará por saturarse”, explica el hombre, de 50 años. “Vivo con otras dos personas. Tenemos tres coches y no los tenemos por capricho, sino que los necesitamos por cuestiones laborales. Cada uno tenemos nuestros horarios”, puntualiza. “Dicen que en el aparcamiento de la avenida de Castilla van a dar unas plazas a un precio asequible. Considero que esas plazas deberían de salir antes de que esta medida entrara en vigor”, añade.

“Es un fastidio tremendo”, describe Joaquín Pombal, otro vecino de La Arena que está en la misma situación. Reside con su pareja y los dos tienen coche. “Tengo que ir a Arriondas a trabajar y no hay líneas, tengo que usar el coche sí o sí”, puntualiza. Lleva tiempo buscando una plaza de garaje, sin éxito. “En La Arena, son caros. Aparcar en la calle tampoco es nada sencillo. Cuesta muchísimo”, recuerda. De ahí que para él la tarjeta de residente sea una solución perfecta. “Por ahora no me he planteado donde vamos a dejar el coche, seguramente iremos a El Molinón. Es un tremendo trastorno”, remata.

La zona de la ora ha sufrido varios cambios a primeros de este año. El primero es una subida de precio, de cinco céntimos, pasando de 90 a 95 céntimos. Además de la zona azul, habrá otras tres zonas por colores: la roja, la naranja y la verde. La verde tendrá un máximo de estacionamiento de dos horas a 1,25 euros; la roja, cuatro euros y de 9 a 13 horas y la naranja de uso exclusivo para residentes. Por último, en la zona azul se ha eliminado el límite de dos horas para poner el tique.

Compartir el artículo

stats