Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Emtusa prolonga su crisis y solo recupera dos de los ocho millones de viajes perdidos

Un verano sin grandes eventos y el anómalo curso escolar limitan a 12,8 millones los viajeros en 2021 frente a los 18,9 de antes de la pandemia

Un autobús de Emtusa en la calle Río Nalón. Juan Plaza

El dato: 12.821.978. Ese es el número de viajeros que movieron los autobuses de la Empresa Municipal de Transportes Urbanos (Emtusa) a lo largo del recién terminado 2021. Una cifra que sigue marcada por el impacto de la pandemia en el día a día de la ciudad. Y de sus autobuses. Que la enseñanza fuera solo presencial a partir de septiembre, que ese fuera el mes en que se pudieran recuperar las actividades deportivas y extraescolares o que el verano, al margen de la vuelta de la Feria de Muestras, no estuviera lleno de eventos multitudinarios como en otras ocasiones, son algunos de los factores que determinan que Emtusa haya podido incrementar su número de usuarios pero sin recuperar, ni de lejos, las cifras de la vieja normalidad precovid.

Los números no pueden ser más claros. Sobre el pandémico 2020 –donde hubo una paralización total de la actividad durante varias semanas– Emtusa ha conseguido sumar 1,9 millones más de viajeros pero sigue estando a algo más de seis millones de igualar las cifras de un 2019 sin pandemia. Los viajeros registrados ese 2019 fueron 18,9 millones y los de 2020 se desplomaron a 10,9. Una de las peores cifras del registro estadístico de Emtusa en los últimos años. ¿Porcentajes? Si el 2021 se compara con 2020 se coloca al 117,61% pero si es con el 2019 se queda a un 67,79. Analizada la estadística por meses la media de viajeros se queda en 35.088 el año pasado frente a los 51.817 de antes de la pandemia y por encima de los 26.908 del año 2020.

Si el 2021 se había imaginado como el año para la recuperación de la normalidad en una empresa duramente castigada por la pandemia esa recuperación ha estado por debajo de lo estimado. Y lo peor es que 2022 no empieza mucho mejor con una sexta ola del covid que ha vuelto a restringir la actividad y llenado de bajas laborales las empresas. Menos personas con necesidad de coger el bus.

El bajón de viajeros sigue teniendo su incidencia en el descenso de ingresos, que en el año 2020 se solventó con aportaciones extraordinarias del Ayuntamiento como socio único de Emtusa y del fondo estatal para el transporte público que salió del gobierno de España. Ahora a las posibles ayudas públicas se ha sumado un incremento del precio de los billetes, que entró en vigor el pasado día uno, para intentar equilibrar los números de la empresa.

La 71, la línea más joven

Todas las líneas siguen estando por debajo de sus cifras normales de antes de la pandemia aunque si la comparación se hace con 2020 las únicas que se mantienen en negativo son los denominados servicios especiales y el bus Humedal-Molinón, que se activa en días de partido. El incremento en las grandes líneas de la red oscila entre el 12 y el 20% sobre el año anterior. Aun así las líneas 1 (Cerillero-Cabueñes) y 12 (Cerillero-Contrueces) aún están a un millón de viajeros de igualar sus registros de antes de la pandemia. Y un dato especial: la recién nacida en 2021 línea exprés, la 71, entre Gran Capitán y el hospital de Cabueñes, cerró su escaso trimestre de vida habiendo movido a 50.489 viajeros. Más, por ejemplo, que todos los búhos, el servicio lanzadera a Nuevo Roces, el especial nocturno que comunica Humedal-Fátima y El Musel o la conexión entre el hospital de Jove y la Campa Torres.

La gerencia de Emtusa presentará este primer informe sobre la evolución de la demanda de viajeros con los datos del cierre de 2021 en el consejo de administración convocado por vía telemática para el próximo día 17. Una reunión a la que va también la propuesta de contratación del seguro de la flota de autobuses y vehículos auxiliares de la empresa. Son 87 vehículos a asegurar, incluido un autobús histórico, dos furgonetas y un turismo, y un contrato por un año con opción a prorrogarse uno más. El valor del contrato para ese doble periodo es de 1,8 millones.

Compartir el artículo

stats