Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El Principado fía la ampliación de Cabueñes a fondos europeos que están sin conceder

Los servicios jurídicos autonómicos advierten de que se debe “aclarar” si habrá ayudas y Salud borra ese documento de información pública / El Ejecutivo regional cifra en 11,1 millones el gasto de este año y carga contra la patronal de la construcción: “Instó a que no hubiera ofertas”

Vista general del Hospital Universitario de Cabueñes. Marcos León

El Principado confía en financiar parte de la esperada ampliación del Hospital Universitario de Cabueñes con fondos europeos si bien no aclara cuál será el porcentaje de esta ayuda respecto al montante total ni tiene garantizado que Bruselas la vaya a conceder. La nueva licitación de la primera fase de la obra se publicó ayer con el anunciado presupuesto de 85,8 millones de euros. Es el segundo intento después del proceso que quedó desierto el 23 de noviembre tras no optar ninguna empresa debido a los precios fijados, muy por debajo del mercado. Aquella licitación, que causó una tormenta política después de que la patronal de la construcción advirtiese de que existía alto riesgo de fracaso, se ha tratado de revertir ahora con un acelerón burocrático poco habitual. En la nueva memoria del plan se recoge que el proyecto está “cofinanciado” por el Fondo Europeo de Desarrollo Regional (los llamados fondos FEDER), si bien ayer la Consejería de Salud reconoció que de momento simplemente “se aspira” a él y que no es firme. “Pero cumplimos los requisitos”, aseguraron fuentes del departamento de Pablo Fernández.

La publicación de esta nueva licitación en la plataforma de Contrataciones del Estado se adjuntó con algunos documentos que horas después se borraron y que ya no están disponibles para su consulta. De estos documentos eliminados, destacan dos. Uno de ellos lo firma Jesús Menéndez, jefe del Servicio de Obras del Principado, y en él se hace un resumen cronológico de los trámites realizados hasta ahora. Y reza textualmente: “Durante el proceso se abrió un debate en los medios de comunicación liderado por la Asociación CAC-Asprocon sobre la inconveniencia de la licitación de las obras con los precios” que figuraban en los pliegos y en el que, según este jefe de Obras, la patronal “instó” a las empresas “a la no presentación de ofertas al no adecuarse a los actuales precios del mercado”. Un comentario que no sentó nada bien ayer a los representantes de este colectivo.

Este informe borrado desglosa también la cronología de lo sucedido desde que la primera licitación se declarase desierta el día 23 de noviembre. Según este documento, los arquitectos del proyecto presentaron su actualización del presupuesto el día 9 de diciembre y el Servicio de Supervisión del Principado lo valoró favorablemente el día 15, dando por buenos los 85,8 millones que se presupuestan ahora para el hospital. Esta cifra no se anunció hasta el día 30 de diciembre, cuando el nuevo gasto fue aprobado en el Consejo de Gobierno.

Otro de los documentos que se hicieron públicos ayer y que se borraron horas después recoge un paso administrativo hasta ahora desconocido. Está firmado el pasado 23 de diciembre por la letrada María Álvarez, del Servicio Jurídico del Principado. Se trata de un informe desfavorable al nuevo pliego de cláusulas administrativas. La jurista, entre otros asuntos, explica que el nuevo plan para la ampliación asevera que el Principado “espera” que el proyecto sea objeto de ayuda por parte de los fondos FEDER. Por eso, urge a “aclarar y concretar” si “existe o no la financiación” de estos fondos por tratarse de “una cuestión determinante que afecta a la fase de preparación del contrato en la que deberá acreditarse la plena disponibilidad de todas las aportaciones que lo financian”.

El pliego de cláusulas administrativas publicado ayer recoge que ya se ha modificado de acuerdo a este informe jurídico e insiste en que el proyecto de Cabueñes está “cofinanciado por la Unión Europea a través del Fondo Europeo de Desarrollo Regional”. Pero, a preguntas de este diario, la Consejería de Salud explicó que el Principado ahora mismo solo “aspira” a estos fondos. “Cumplimos con los requisitos que se solicitan”, alegó el departamento. En cualquier caso, en el nuevo desglose presupuestario no figura qué importe correría a cargo de Europa y cuál sería el montante a cargo del Principado. Solo se aclara que para este año se destinarán 11,1 millones y que los 29 meses de plazo para su ejecución dejan para 2023 y para 2024, respectivamente, 41,2 y 33,4 millones de euros.

En el nuevo pliego, todos los precios se disparan con respecto a la primera licitación. Los trabajos de demolición pasan de costar 91.700 euros a 137.800 (un 50 por ciento más), los movimientos de tierras antes ascendían a 573.000 y ahora suponen 1,3 millones (un 139 por ciento más), y las labores de saneamiento pasan de los 232.000 a los 532.000 euros, más del doble. Son especialmente llamativos los repuntes en el apartado de la instalación de electricidad, que pasa de los 3,7 millones a los 8,4, y el de climatización, que pasa de los 3,4 a los 7,6 millones. El edificio de instalaciones que antes costaba 958.000 euros ahora pasará de los 1,8 millones y la propia estructura del edificio, antes valorada en 5,2 millones, ahora se duplica y se presupuesta por 10,4. Hasta labores como la instalación de gases medicinales y el aparataje de climatización del nuevo edificio doblan su presupuesto estimado.

La Alcaldesa, satisfecha

En el desglose de precios se registra, además, un llamativo desfase en el gasto por mano de obra. En la anterior memoria, el Principado la valoraba en 8,8 millones y ahora se cifra en 14,1. En septiembre del año pasado, de hecho, el Principado había emitido otro informe actualizando los precios de la licitación que quedó desierta y en él aseguraba que solo se habían presupuestado a la baja a los oficiales de segunda categoría y los peones ordinarios. Estimaba que el sobrecoste ascendería a 1.644 euros, una cifra que se consideraba “irrelevante” en el cómputo global. Ahora ese aumento supera los cinco millones.

En los nuevos pliegos, de hecho, casi todas las categorías de profesionales de la construcción, incluidas estas dos que ya se habían dado por actualizadas, vienen descritas con un importe mayor tanto en su salario como en el número de horas a contratar. Un maquinista, por ejemplo, cobraba en la anterior licitación 17,78 euros y se calculaban 2.863 horas de trabajo. Ahora, estos profesionales cobran 21,08 euros la hora y se les atribuyen más de 7.800 horas de trabajo para ampliar Cabueñes. Solo esto incrementa el presupuesto de los 50.921 euros a los 165.102.

Dudas aparte, la alcaldesa, Ana González, valoró ayer positivamente la “gran noticia” de la nueva licitación, que supone “un paso más” para el inicio de las obras. “Esto vuelve a demostrar el compromiso del Principado con Gijón y con la ampliación de Cabueñes”, señaló. La licitación, siguiendo los plazos habituales, se mantendrá abierta hasta el próximo 18 de febrero.

Compartir el artículo

stats