Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Un singular plan local de transformación del ecosistema urbano presentado a las convocatorias de fondos europeos

Gijón le pone verde al asfalto

Ajardinar tejados de edificios públicos, ubicar hoteles para abejas y reconvertir basura en suelo de jardín, ideas del plan de renaturalización

Gráfica de un jardín de lluvia.

Ajardinar tejados de edificios públicos, con el ejemplo de la escuela infantil “Los Escolinos” en Viesques, es una de las actuaciones a partir de las que se crearán 46.000 metros cuadrados de corredores ambientales en los barrios de Moreda, Viesques y La Calzada para generar rutas en favor de fauna y la flora dentro de la ciudad. O microconectores ambientales como también se les llama dentro del proyecto de renaturalización urbana que Gijón acaba de presentar a una convocatoria de fondos europeos. Son ocho acciones sobre cuatro territorios concretos –la calle Brasil en La Calzada, la cuenca del río Pilón en Moreda, la zona del canal del Molíny de manera colateral el parque de Isabel la Católica– que necesitan 4,2 millones para ejecutarse en toda su integridad. A Europa se le piden cuatro millones. Ese plan municipal a tres años de “transformación del ecosistema urbano de Gijón a través de una restauración ecológica colaborativa e innovadora» incorporó una consulta popular en la web municipal. ¿Cuales son las propuestas?

Corredores ambientales con cajas nido para murciélagos y hoteles para abejas. Es un proyecto del servicio de parques y jardines del Ayuntamiento con el asesoramiento del Jardín Botánico y un coste de 683.612 euros. Estos corredores conectarán espacios públicos y espacios verdes de las zonas de intervención para permitir la continuidad de procesos biológicos. Se crearán franjas alargadas de vegetación en las arterias de la red vial y se desarrollará una secuencia de áreas verdes en plazas, parques, jardines y entradas de los edificios del ámbito de actuación. Esta acción, dicen los expertos “asegurará los flujos de biodiversidad entre microconectores y conectores mediante la creación de barreras vegetales mixtas de interés para la biodiversidad”. Eso supone espirales aromáticas, cajas nido para aves insectívoras y murciélagos, y hoteles y corredores abejas para garantizar tanto la presencia de polinizadores como de especies que puden contener plagas.

Arbolado al estilo Estocolmo sin salir de Gijón. El método Estocolmo para la plantación de árboles en zona urbana no es nuevo en Gijón pero a través de este plan servirá para renaturalizar 10.000 metros cuadrados de superficie en las cuencas urbanas de la calle Brasil, el río Pilón y el canal del Molín. La solución Estocolmo se implementará en zonas pavimentadas y consiste en desarrollar un suelo con áridos reciclados de 10 a 15 centímetros, instaladas en 10 a 12 capas de 25 a 30 centímetros de espesor, para mejorar las condiciones de crecimiento de la vegetación. Este suelo con áridos reciclados permite que haya cierta porosidad, que se rellena con tierra fértil más fina facilitando que agua y oxígeno fluyan bajo el pavimento y llegue a las raíces de los árboles. El proyecto cuanta con la colaboración de la Empresa Municipal de Aguas (EMA) y Cogersa. El coste de la actuación ronda el millón de euros.

Tecnosuelos con restos de basura. A algo más de 400.000 euros alcanza el plan de creación y aplicación de suelos artificiales para jardinería regenerativa:los tecnosuelos. Un proyecto donde el Ayuntamiento suma muchos socios empezando por la cátedra de Producción Vegetal de la Universidad de Oviedo y siguiendo por el CSIC a través del Instituto de Ciencia y Tecnología del Carbonos (INCAR), Cogersa y Emulsa. Gijón experimentará sobre 25.000 metros cuadrados unos suelos artificiales creados desde el principio de economía circular. Los tecnosuelos tendrán en su formulación como materia orgánica compost o humus de lombriz y llevarán de forma experimental biochar o hidrochar (carbones vegetales ) de tres tipologías diferentes provenientes de lodos de depuradora, papeles y cartones sucios de la bolsa negra de la basura y fracción orgánica de esa misma bolsa. El Incar se encargará de preparar el hidrochar a partir de residuos biomásicos en un reactor a escala piloto ubicado en Cogersa. Emulsa también aportará residuos.

Plantación de árbol en zona urbana con el método Estocolmo.

Santuarios para aves y anfibios sobre los jardines de lluvia. El proyecto municipal define los jardines de lluvia como depresiones ajardinadas de poca profundidad –unos 150 centímetros– cubiertas por árboles y plantas nativas adecuadas al terreno. Y avala su capacidad para prevenir inundaciones al permitir recoger el agua que fluye, retenerla y dejar que se filtre al terreno evitando la escorrentía y el colapso del alcantarillado. Por eso se apuesta por su ubicación estratégicas en las tres cuencas que son motivo del proyecto. No hay que olvidar que las inundaciones en la calle Brasil son una realidad que no parece haber podido frenar ningún pozo de tormentas. Se calculan 2.500 metros cuadrados de jardines de lluvia. Dos matices en esas zonas se instalarán compostadores de tamaño pequeño para el compostaje comunitario y en el ámbito plantado que cubre esos jardines se crearán santuarios de biodiversidad. A saber, en la madera de los árboles se colgarán nidos artificiales para aves, se tendrá en cuenta la inclusión de plantas polinizadoras y se dispondrán pequeñas charcas de anfibios. El presupuesto total ronda los 275.000 euros.

Almacenes de aguas para regar con vaciado por energía solar. Los depósitos de almacenamiento son un sistema de aprovechamiento de las aguas pluviales que se instalarán en las tres cuencas. Son depósitos con capacidad para 300 metros cúbicos de agua de lluvia. El agua que se recoja en ello será utilizada para riego. Además, los depósitos tendrán continuidad en un sistema de celdas de drenaje que incrementará las posibilidades de infiltración del terreno. El sistema de vaciado de los depósitos se realizará empleando energía sostenible gracias a la instalación de placas solares y un cuadro de mando de vaciado. El coste estimado es de 350.000 euros.

Un minibosque al estilo Miyawaki.

Isabel la Católica, lagunas restauradas sin especies invasoras. Al “Gijón Ecorresiliente” presentado a Europa se ha sumado la iniciativa municipal de hacer una restauración del sistema hidráulico de las lagunas del parque de Isabel la Católica con un coste de un millón de euros. Esa restauración tiene como antecedente un estudio donde se analizarán alternativas para no dañar a las especies que allí habitan. También se quiere ver si hay nuevas especies invasoras, además de las ya conocidas gambusia, cangrejo rojo y galápago de Florida . La actuación la impulsa el área de Parques y Jardines con el apoyo científico del Jardín Botánico.

Semillas autóctonas para tener una ciudad más natural. ElJardín Botánico asumirá dentro de este proyecto la realización de dos estudios. Uno que evaluará la situación actual de la biodiversidad y otro para la evaluación y selección de semillas de especies autóctonas para utilizar como siembras en espacios públicos. El coste del proyecto es de 104.000 euros y el objetivo es fomentar la renaturalizaciñón urbana a través del sembrado de esas semillas.

Cubierta ajardinada en una edificación.

Minibosques para escolares al estilo japonés. No es la acción de mayor envergadura económica, poco más de 90.000 euros, pero si la que quiere movilizar a más personas. De hecho la participación activa de los vecinos, y más en concreto de los escolares de cada barrio, es el objetivo de plantar minibosques en La Calzada, Moreda y Viesques. Otraos 4.000 metros cuadrados de verde en zona urbana con amplia variedad de vegetación autóctona y al cuidado vecinal. Para garantizar el enriquecimiento de biodiversidad en los minibosques se plantarán algunos árboles que tengan como función específica favorecer a la fauna y se crearán refugios tranquilos en el interior de los minibosques . Todo en base al método creado por el botánico japonés Akira Miyawaki de plantación de muchos árboles en un espacio degradado consiguiendo un crecimiento rápido.

Compartir el artículo

stats