Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La polución fuerza a limitar la velocidad de los coches y el paso de camiones en el Oeste de Gijón

Los tráileres con graneles no podrán circular por Príncipe de Asturias, se baja de 120 a 90 km/h el tránsito por las grandes vías y se baldearán las calles

Avenida Principe de Asturias. MARCOS LEON

Vecinos y empresas de La Calzada, El Cerillero, Veriña y Jove, incluyendo los barrios de Pescadores, Muselín y El Lauredal, están ahora mismo bajo el protocolo anticontaminación para la zona Oeste. La superación de los niveles de polución registrados en las estaciones del Lauredal y Santa Cruz (Arcelor) durante cinco días seguidos, en cuanto a las partículas PM10 y PM 2,5, llevó ayer al Ayuntamiento a activar por primera vez un plan que se aprobó el pasado noviembre. Aunque la decisión se tomó a última hora de la mañana se hizo efectiva a medianoche. Por ahora, la zona Oeste está en nivel 1. Nivel de aviso.

La reducción de la velocidad del tráfico de 120 a 90 kilómetros por hora en ámbitos como la AS-19 (antigua carretera a Avilés) entre su entronque con la autovía del Cantábrico y el límite con Carreño, y la prohibición de que camiones con graneles sólidos purulentos transiten hacia el entorno de El Musel por la avenida del Príncipe de Asturias (tendrán que ir por Aboño) son junto a la intensificación de los baldeos en las calles y el riego en las carreteras algunas de las medidas que más impacto tendrán en el día a día de todos esos barrios. Aunque no son las únicas a tomar. Las 25 empresas que operan en la zona bajo una autorización ambiental integrada (AAI) o una autorización como actividad potencialmente contaminadora de la atmósfera (APCA) están obligadas a tomar medidas de reducción de emisiones. Una decisión que afecta, entre otras muchas, a ArcelorMittal, EDP, Tudela Veguín, Alusigma. Vauste, DDR Vessels XXI o Ferrosadim. Al tiempo, las firmas que operan en el espacio portuario tienen la obligación de estar humedeciendo de manera permanentes los acopios de graneles y sus viales.

A todas esas empresas se les fue notificado ayer la nueva situación desde el Ayuntamiento al igual que se hizo con las asociaciones de vecinos y con los responsables de la red sanitaria que conforman el hospital de Jove y los centros de salud de La Calzada I y La Calzada II. También, y en cumplimiento de las medidas de información , se alertará de la situación a los conductores a través de paneles informativos y a los vecinos desde la web del Ayuntamiento. El paquete de medidas a implementar incluye la prohibición de quemar restos vegetales en suelos no urbanos.

Un operativo coordinado de Guardia Civil, Policía Local y Policía Portuaria se encargará de vigilar parte del operativo: desde vigilar el tránsito de camiones por toda la zona a confirmar que las empresas afectadas, sobre todo aquellas que trabajan con graneles, extremen las precauciones en su manipulación. La incidencia del protocolo de la zona Oeste sobre el tráfico afecta de manera colateral a tramos de 15 carreteras de titularidad municipal, autonómica y estatal. Sobre ellas, dependiendo del nivel activado, hay medidas de limitación de velocidad, riego y prohibición de circulación de vehículos pesados.

Autoprotección personal

Aunque las previsiones de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) –uno de los elementos a tener en cuenta a la hora de activar el protocolo– son favorables, la concejalía de Medio Ambiente optó por tomar la decisión. “La contaminación está ahí, es evidente. Teníamos que hacerlo y avisar a la población por si se quieren tomar medidas de autoprotección como la mascarilla, no hacer deporte o no salir de casa”, sentenció el director general del área, Cosme García, al anunciarlo. De hecho, ver que se hace con los datos de la Aemet se hablará en la reunión prevista para dentro de unas semanas con los integrantes de la mesa de calidad del aire de la zona oeste.

Las mayores superaciones se han dado en la estación de Santa Cruz, de Arcelor, y la nueva estación fija del Lauredal, que sí esta operativa para este protocolo pero aún no está integrada en la red autonómica por lo que no computa para que el Principado de Asturias sea quien active el protocolo anticontaminación. En estas estaciones las PM10 han estado por encima de la horquilla de 51-80 que se fija para activar el nivel de aviso. Se ha llegado a los 96 microgramos/metro cúbico (ug/m3) el pasado día 15 en El Lauredal. La horquilla para las PM2,5, más dañinas para la salud, está entre 26 y 50 ug/m3. Aquí el peor dato son 30, también ese mismo día pero en la estación de Santa Cruz. También computan en este protocolo la estación de la avenida de la Argentina y la que de EDP en Jove.

Compartir el artículo

stats