Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

La alerta por contaminación baja en Gijón, aunque el Ayuntamiento prevé que suba otra vez el domingo

Medio Ambiente plantea implantar radares en la avenida Príncipe de Asturias para no tener que cerrar un carril para el control de camiones | El protocolo anticontaminación se rebaja a nivel 0

Control de la contaminación en Gijón. Marcos León

El director general de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Gijón, Cosme García, señaló esta mañana que, dadas las previsiones para los próximos días de la Agencia Estatal de Meteorología, es probable que a partir del domingo o del lunes vuelva a tener que elevarse la alerta por contaminación en el Oeste de Gijón a nivel 1.

Ahora se ha podido bajar a nivel cero debido fundamentalmente al viento que ha contribuido a despejar la polución, además de haber contribuido también en alguna medida las medidas adoptadas por el protocolo.

García señaló que de las cuatro estaciones de medición de la calidad del aire que están dentro del ámbito del protocolo, en el oeste de Gijón, sólo la de la avenida de la Argentina ha quedado ayer ligeramente por encima del umbral para reducir el nivel de alerta, pero que los datos a partir de esta pasada medianoche han mejorado.

Entre las medidas adoptadas por el Ayuntamiento durante las alerta por contaminación se ha prohibido el paso de camiones con carga pulverulenta por la Avenida del Príncipe de Asturias, desviándolos al túnel de Aboño para acceder o salir de El Musel. Para implementar esta medida el Ayuntamiento ha tenido que cortar dos de los tres carriles de circulación en dicha avenida, ante el riesgo para la seguridad del tráfico y la integridad de los propios agentes de la Policía Local que supondrían parar a un camión con dos carriles abiertos y el actual límite de velocidad.

En ese sentido, Cosme García señaló que “vamos a intentar tomar medidas complementarias en el control del tráfico en la avenida del Príncipe de Asturias”, que pasarán por la instalación de más radares en esa vía o por señales luminosas de limitación de velocidad, para poder así mantener abiertos los dos carriles por sentido y efectuar los controles en condiciones de seguridad. “Estamos estudiando establecer radares o implantar avisos luminosos para reducir la velocidad y permitir que en futuras alertas puedan permanecer abiertos los dos carriles de circulación, medida que según el director general de medio ambiente del Ayuntamiento puede tardar en implantarse un par de meses”, señaló el director de medio ambiente del Ayuntamiento.

La medida la propondrá el Ayuntamiento en la reunión de la mesa de diálogo para el seguimiento del plan del aire en la zona oeste, que previsiblemente se celebrará el próximo día 31 entre Ayuntamiento, Principado, asociaciones vecinales y colectivos de la zona oeste, empresas y El Musel. Será la primera reunión de este órgano.

En la misma se plantearán las medidas para mejorar el control de camiones en la avenida del Príncipe de Asturias sin originar retenciones de tráfico, además de “alguna propuesta de interpretación del protocolo y alguna medida complementaria”, explicó Cosme García.

Compartir el artículo

stats