Miembros del servicio de Prevención, Extinción de Incendios y Salvamento de Gijón tuvieron que intervenir ayer por la mañana en un edificio de la calle Claudio Alvargonzález por riesgo de caída de cascotes. Agentes de la Policía Local acordonaron la zona para evitar el paso de peatones mientras los bomberos desplegaron la escalera del camión hasta subir a la zona afectada. Tras unos minutos, los efectivos aseguraron la zona del tejado que presentaba deficiencias. En la imagen, los bomberos durante su intervención.