Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Manuel Quijano Cantante del grupo “Café Quijano”

“Si no fuéramos hermanos, el grupo posiblemente ya no estaría”

“El último disco es el mejor que hemos hecho, es una vuelta al sonido pop rock y latino que tenía ‘La taberna del buda’”

“Café Quijano”, durante un concierto, con Manuel Quijano en el centro. | Irma Collín

El grupo musical “Café Quijano”, camino de los 24 años de la publicación de su primer disco, se encuentra de promoción con su último trabajo, “Manhattan”, que acercará en un concierto mañana al teatro de La Laboral de Gijón (21.00 horas). El grupo leonés vuelve a sus orígenes con esta propuesta. Manuel Quijano, voz principal del grupo, responde a esta entrevista.

–Asturias, de nuevo parada obligada.

–Cada vez que vamos a Asturias es para llevarnos alegrías. No hay una sola gira en la que no pasemos por Gijón, Oviedo o Avilés, o incluso los tres sitios. Los asturianos y los leoneses tenemos mucha cercanía, somos casi como familia. Y en nuestro caso tenemos familia materna en Oviedo, Gijón y Ribadesella.

–Presentan “Manhattan”, su último disco, con un sonido muy “tabernero”.

–Nos decía un periodista que hizo la biografía, que era el mejor disco que habíamos hecho, y dije, no creas que no lo hemos pensado nosotros también. Después de 23 años vamos de una vuelta al sonido más primigenio, pop rock y latino. Es una continuidad en cuanto a esa manera de contar las historias, esas armonías y velocidad de las canciones. Es un reflejo de “La Taberna del Buda”.

–¿Cómo lo ha recibido el público?

–El comentario de la gente es que hemos vuelto a lo de antes. Con los boleros fue los orígenes totales, cuando empezamos del todo, pero esto es también nuestros orígenes, ese sonido que nos marcó, volver a lo de “La taberna del buda”, “Desde Brasil” o “Nada de ná”, y efectivamente es lo que la gente ha aplaudido, y es lo que más no ha estipulado.

–¿La obligación que se marcan muchos veces los músicos de renovarse y probar estilos nuevos les hace abandonar ese sello de identidad?

–Una cosa es mantener tu sonido, tu seña de identidad, que es lo más difícil de conseguir. Y entiendo que la gente quiera renovarse y experimentar, pero creo que lo meritorio es mantener tu seña de identidad, adaptándote a las situaciones actuales, con sus evoluciones lógicas, pero que no signifiquen un cambio radical de tu identidad.

–¿Cómo se consigue seguir en primera línea tras un cuarto de siglo?

–Nunca nos imaginamos, ni lo soñamos ni se nos pasó por la cabeza llegar aquí. Hubo un tiempo incluso que paramos un año. Nos hubiera apetecido ser conscientes, por ejemplo, de lo difícil que es cumplir este sueño cuando vivimos ese éxito tan internacionalísimo de canciones como “Lola”.

–El proyecto lo integran tres hermanos. Y siguen juntos después de más de dos décadas.

–Ese es el secreto de nuestro éxito, que seamos hermanos, si no lo fuéramos el grupo posiblemente ya no estaría. Son muchos años de tomar muchas decisiones, teniendo mucha responsabilidad y eso termina debilitando relaciones. Por eso el secreto para seguir es que somos hermanos.

Compartir el artículo

stats