Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El plan para el Muro suprime el “cascayu” y ensancha la acera junto a los edificios

La reforma en la que trabaja el gobierno reajusta el carril bici, favorece la creación de espacios públicos y deja intacta la zona peatonal junto al mar

Paseo del Muro de San Lorenzo. Marcos León

El diseño definitivo del nuevo Muro y la búsqueda del consenso político que lo avale empieza hoy su construcción. El equipo de gobierno de Ana González presentará esta mañana a los grupos de la oposición –en el marco de la segunda reunión de la comisión política sobre el Muro de San Lorenzo que se inaugurara en diciembre con la presentación de varios estudios del tráfico en el área– una propuesta de futuro que sin entrar al detalle fija los criterios generales a seguir y los diferentes usos del espacio. El plan de acción se presenta sobre todo el espacio que hasta el verano de 2020 era territorio de los coches y tiene en cuenta algunos de los elementos de consenso alcanzados en la comisión del Muro presidida por el Colegio de Arquitectos en cuanto a la dinamización económica de la fachada edificada y la generación de nuevos espacios públicos de convivencia con capacidad para usos deportivos, culturales y de ocio. Se puede resumir en que se suprimirán el “cascayu”, la mediana y el carril bici en su actual ubicación. Y se ampliará la acera junto a los edificios. La zona peatonal junto al mar quedará intacta.

La apuesta por una acción integral, en base a un diseño de plataforma única, conllevaría buscar alternativas al actual carril bici y eliminar el “cascayu” como elemento de urbanismo táctico vinculado a la excepcionalidad de la situación de pandemia. Un elemento sustancial, considerado prioritario por los participantes en la comisión del Muro, es la transformación de la acera de la fachada edificada en un espacio público que de alternativas de ocupación a los negocios hosteleros y comerciales de la zona para activar la vida económica del Muro. Una potenciación comercial que debe tener su continuidad en todo el ámbito del Centro y La Arena. A los proceso de renaturalización urbana que se impulsan desde el Ayuntamiento tampoco será ajeno el paseo del Muro. Más teniendo al lado la reconvertida avenida del Molinón, que se ha convertido en el ejemplo del gobierno que lidera Ana González sobre el Gijón al que se quiere aspirar en ese horizonte del 2030 que marca las acciones de futuro.

El encuentro también incluye la presentación de informes jurídicos que avalan la capacidad de actuación del Ayuntamiento en la zona sin la necesidad de efectuar antes una reforma del plan especial del Muro, en vigor desde 2004. Algo que se había puesto en duda desde la oposición en plena pugna política sobre la exigencia de recuperar el doble sentido de circulación en la zona.

En la cita de esta mañana actúan como anfitriones el concejal de Medio Ambiente y Movilidad, Aurelio Martín, y el concejal de Mantenimiento y Obras Públicas, Olmo Ron. Ellos también fueron los protagonistas en la pasado sesión plenaria donde la oposición intento echar sal sobre la herida abierta entre los socios del gobierno local en cuanto al distinto enfoque de ambas organizaciones políticas en el asunto. Tanto Martín (IU) como Ron (PSOE) defendieron en el salón de plenos la unidad de acción del gobierno y minimizaron las discrepancias sobre el asunto. Hoy toca pasar de las palabras a los hechos. El diseño del plan del Muro, en todo caso, está en manos de los técnicos de Obras Públicas al tratarse de una actuación que va mucho más allá de una acción de movilidad. Aunque ha sido el debate entre la pervivencia de un único carril de circulación o la necesidad de poner en marcha dos para garantizar el tránsito en los dos sentidos lo que lleva centrando desde hace meses la polémica y la bronca política y vecinal entorno al Muro. Aunque en todo caso la reducción del tráfico en la zona es elemento compartido de manera mayoritaria. Pocas son las voces que van más allá de pedir dos carriles para los coches. Al igual que pocas son las voces que ven ahora viable recuperar viejos proyectos de soterramiento del tráfico.

Los debates que durante todos estos meses se han tenido sobre el Muro también han puesto sobre la mesa la necesidad de tener en cuenta, entre otros elementos como la generación de corredores de prioridad peatonales que estructuren la relación entre los barrios del Muro y conecten todos los nuevos espacios públicos que se pongan en valor, la búsqueda de mejoras en el servicio de transporte público en el entorno y el intento de ofrecer alternativas a las necesidades de aparcamiento de los residentes.

Foro y Vox, ausentes: “No blanquearemos una decisión que trajo el caos”

Foro y Vox no estarán esta mañana en el salón de recepciones para escuchar lo que el equipo de gobierno tenga que decirles sobre el Muro y su futura reforma. Los líderes de ambos grupos municipales, Jesús Martínez Salvador y Eladio de la Concha, ya no asistieron a la primera reunión de esta comisión política y hoy harán lo mismo. “Nuestra postura es clara: hay que devolver el doble sentido al Muro para acabar con el caos circulatorio en Gijón y para eso no es necesaria ninguna reunión. Tampoco hubo reunión alguna para adoptar la contraria, para pintar el ‘cascayu’ o para las actuaciones, ampliamente rechazadas, en las calles Ruiz Gómez y Caridad”, explicó el forista Martínez Salvador para quien el interés del gobierno de PSOE e IU por buscar el apoyo político de la oposición es poder “difuminar la responsabilidad política de decisiones unilaterales que han empeorado la situación de la ciudad, y que han generado una contestación social que exige la rectificación inmediata”. No es muy distinto el argumento de Vox. “No vamos a colaborar a blanquear la absurda decisión que llevó a cabo en su día la coalición de izquierdas al frente del gobierno, de cerrar casi totalmente el paseo del Muro al tráfico rodado, porque está provocando un verdadero caos circulatorio en las principales vías de la ciudad, perjudicando con ello a todos los gijoneses”, sentenció Eladio de la Concha. El portavoz de Vox exige que, a falta de una reforma integral, se recupere la situación previa a la pandemia.

Compartir el artículo

stats