Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

El taxista atracado a punta de pistola en Gijón: “Le di el dinero para que me quitase el arma del cuello”

“Nada me hizo sospechar, fuimos hablando del tiempo y de lo mal que iba todo; espero que lo cojan y no lo vuelva a hacer”, dice el conductor

Varos taxis aparcados en la parada de la calle Marqués de San Esteban. | Juan Plaza

“Llevo en el taxi desde 1992 y nunca me había pasado nada así. El cliente se subió en Cuatro Caminos y no sospeché nada, hasta fuimos hablando del tiempo y lo mal que estaba la cosa, pero al llegar al puente de la autovía me sacó la pistola y me pidió 100 euros. Le dije que le daba todo lo que quisiera pero que me quitase el arma del cuelo que me estaba asustando”. Este es el relato del taxista gijonés que, tal y como desveló ayer LA NUEVA ESPAÑA, fue víctima de un atraco perpetrado por un hombre que se mostró “tranquilo y nada violento” de unos 40 años, de complexión normal y de 1,70 metros de estatura al que busca la Policía Nacional. “Están cerca de cogerle. No tardarán, y espero que no lo vuelva a hacer”, explica el afectado.

El miércoles era un día más. Este taxista estaba en la para de Cuatro Caminos cuando se subió el cliente. “No hubo nada que me hiciera sospechar. Me pidió que le llevase a la calle Cataluña con Aragón y fuimos hablando durante el trayecto”, relata la víctima del atraco. Al llegar al túnel que comunica las avenidas Príncipe de Asturias y Gaspar García Laviana fue cuando sacó la pistola. El taxista siguió y detuvo el vehículo a la altura de Severo Ochoa. “Me pidió 100 euros porque problemas personales. Le di un billete de 50 y tres de 20 euros, pero me devolvió uno de 20 porque me dijo que se apañaba con 100 euros, que las cosas estaban muy mal”, describe el taxista, todavía sorprendido y convencido de que la pistola “parecía de verdad, como él me dijo”. Luego, este hombre le pidió que si le llevaba de nuevo hasta Cuatro Caminos. “Yo estaba tan nervioso que le dije que no”, reconoce.

Las labores policiales siguen en marcha con la visualización de imágenes para identificarle. “Si le viera, creo que le reconocería”, afirma el taxista, que espera que no vuelva a ocurrir un incidente como el suyo.

Compartir el artículo

stats