Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Los planes para reformar un eje fundamental, adelantados por LA NUEVA ESPAÑA

La Cámara y Otea aplauden ampliar aceras, pero urgen premura para iniciar las obras

La oposición, ante la falta de estudios de tráfico, critica el proyecto y lo califica de “electoralista”, “impreciso”, “decepcionante” y sin presupuesto

Paseantes en el Muro de San Lorenzo, a la altura de los Jardines del Náutico. | JUAN PLAZA

Poner en marcha el proyecto para la reforma del paseo del Muro es la prioridad para el sector empresarial de la ciudad, que aplaude la nueva idea del gobierno local de ampliar la acera junto a los edificios. La Cámara de Comercio de Gijón y Otea coinciden en que esa medida repercutirá positivamente en los negocios comerciales y hosteleros de la zona. Más reticentes al anuncio de las concejalías de Obras Públicas y Movilidad se mostraron los grupos municipales de la oposición, que entre otros calificativos tildan de “electoralista”, decepcionante”, “impreciso” y hasta “trampantojo”.

A la espera de conocer en profundidad los planos del proyecto, desde la Cámara de Gijón insisten en dar cabida en el Muro a todas las formas de movilidad: peatones, carril bici y vehículos a motor en doble sentido. “Valoramos positivamente la propuesta de ampliar la acera para tratar de dinamizar la actividad económica y otros servicios vinculados al deporte náutico”, expone Félix Baragaño, presidente de la Cámara. Y añade: “Ahora urge actuar en un proyecto serio y riguroso que termine con la actual situación de interinidad y que este espacio, la principal fachada de la ciudad, recupere el atractivo que le corresponde”.

En una línea similar se pronuncian desde la patronal hostelera, que siempre defendió ampliar la acera de los edificios “para poder instalar terrazas que diesen servicio tanto a los paseantes como a los usuarios de la playa”. “Daría valor a los múltiples locales de esa fachada que están vacíos ahora. Es importante que se empiecen a ejecutar las obras a la mayor brevedad porque la imagen de provisionalidad no es la más adecuada para la zona más turística de nuestra ciudad”, valora Ángel Lorenzo, presidente de Otea Gijón. Para el hostelero, “hay que acelerar las actuaciones en el Muro y en la fachada marítima del Muelle, para que sean focos turísticos destacados y los podamos disfrutar tanto los que nos visitan como los que vivimos aquí”.

En la oposición municipal son distintas las posturas, pero todos parten de un recelo inicial tras escuchar las explicaciones en comisión de los concejales Olmo Ron y Aurelio Martín. Una cita a la que no acudieron ni Foro ni Vox. “Es complicado valorar una propuesta que no tiene cuantificación económica ni plazos de ejecución. Vemos demasiada falta de ideas e improvisación, una vez más, de este gobierno que hace oídos sordos a la voz de la calle”, apunta el forista Jesús Martínez Salvador. “Son nuevas ocurrencias. Un trampantojo para ocultar la verdadera intención de Aurelio Martín de mantener durante años un solo carril de sentido único en el Muro. Presentan ideas, luego anteproyecto, proyecto, modificaciones para luego ejecutar si acaso tras varios años”, denuncia Eladio de la Concha, portavoz de Vox.

La falta de plazos y presupuesto también preocupa en Ciudadanos, que insisten en que son necesarios estudios de tráfico y alternativas a los problemas de circulación en lugar de empezar “las obras por el tejado”. José Carlos Fernández Sarasola pone el acento en “participación, presupuesto y ejecución de las obras” sin renunciar “al mayor acuerdo posible”. El portavoz naranja, eso sí, denuncia “un marcado tinte electoralista” en el planteamiento hecho desde el gobierno local. Una crítica que comparten desde Podemos-Equo, que afirman que PSOE e IU buscan “hacer un apaño en el Muro para tenerlo listo para la campaña electoral”. “Es decepcionante. Ni siquiera cuentan con un presupuesto. No hay hoja de ruta. El estilo del gobierno, a golpe de ocurrencias”, afeó la portavoz Laura Tuero.

Desde el PP insistieron en recordar que el doble sentido será línea roja en cualquier negociación. Juzgan que este proyecto aglutina “ideas deslavazadas, inconclusas e imprecisas” y urgen a volver al doble sentido cuanto antes toda vez que “las limitaciones han decaído”, apunta la popular Ángeles Fernández-Ahúja.

“Contentar a todos”

Desde la Federación de Asociaciones Vecinales de la zona Urbana (FAV), que “siempre apostó por la pacificación” del Muro, lamentan que no se haya trabajado más la participación y cree que el proyecto busca “contentar a todos”. “Pero ha dejado abierto el debate y las soluciones posteriores en temas tan importantes como el del aparcamiento”, reflexiona Manuel Cañete, presidente de la FAV, que propone buscar políticas que permitan aparcar en el subsuelo con precios bonificados para los vecinos. Sus homólogos de la zona rural, “Les Caseríes”, Son tajantes en cuanto a la “restitución del Muro a como estaba anteriormente al ‘cascayu’”. “Si quieren hacer algo, que estudien todas las calles de su entorno, son todas estrechas, con aparcamientos en superficie y estrechas. Que tiren todos los edificios y así podrán hacer unas avenidas muy dignas, para el poco empleo que tenemos en esti pueblu”, aporta Manuel González Posada.

Compartir el artículo

stats