Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Stop Muro recela del documento jurídico que permite el doble sentido

“No sabemos de dónde lo sacan”, valora Montse Medina tras entregar otras 900 firmas

Montse Medina y Manolo Robledo, con las firmas, ayer, ante la antigua Pescadería Municipal. Juan Plaza

Una nueva remesa de 900 firmas entregaron ayer los representantes de la plataforma ciudadana Stop Muro en la antigua Pescadería Municipal con el objetivo de “hacer que se cumpla con la ley” en la avenida de Rufo García Rendueles. Son ya 20.000 las rúbricas reunidas por esta plataforma que ayer ponía en cuestión el informe de la Asesoría Jurídica que avala el encaje legal de la reforma del Muro con el plan especial en vigor. “No sabemos de dónde lo sacan. Nosotros, como desde el principio, seguimos pidiendo que se cumpla la legalidad”, señaló Montse Medina, de Stop Muro, tras la entrega de firmas en la que estuvo acompañada por Manolo Robledo.

La representante de Stop Muro aprovechó la ocasión para cargar contra la alcaldesa de Gijón, la socialista Ana González, y el concejal de Movilidad, Aurelio Martín, de IU. Sobre la regidora aseguró que “no sabe nada de los gijoneses”. “No es de Gijón”, añadió. También reprochó que González “descalifique a la gente cuando no le gusta lo que dicen, como hizo con el Colegio de Arquitectos”. “Fue una vergüenza”, añadió.

Montse Medina también tuvo palabras para Aurelio Martín, a raíz de la concentración de varias plataformas ciudadanas el pasado mes de noviembre en la plaza Mayor para mostrar su “descontento con la política” del gobierno local. “Fue el peor día de todo el mes de noviembre, un día de perros con mucha lluvia y estábamos en los soportales. Dijo Aurelio Martín que éramos cuatro gatos, y nos resultó muy ofensivo porque ni somos gatos ni éramos cuatro. Había niños, mayores y sus palabras fue despreciar a la ciudadanía y eso no se puede consentir”, apuntó Medina.

Para Aurelio Martín el debate del tráfico en el Muro está zanjado en base a los datos técnicos y a la voluntad de la mayoría democrática del Pleno (en referencia a los tras partidos de la izquierda) de mantener el vial actual y no optar al doble sentido como no para de exigir el centro derecha. Y desde esa reivindicación de las mayorías reflexionó sobre las 20.000 firmas de Stop Muro: “Gijón tiene 270.000 habitantes, hay 250.000 que no piensan como ellos”.

Compartir el artículo

stats