Suscríbete

La Nueva España

Contenido exclusivo para suscriptores digitales

Sardi La Sardina del Antroxu

“El Antroxu de Gijón no tiene comparación con ningún otro”

“Se disfraza mucha gente, pero siempre quiero que sean muchos más; con la pandemia estuvieron muy retraídos y hay que liberar”

"Sardi" declara su amor por Rodrigo Cuevas en su visita a LA NUEVA ESPAÑA: "Toi enamorada de esi chaval"

"Sardi" declara su amor por Rodrigo Cuevas en su visita a LA NUEVA ESPAÑA: "Toi enamorada de esi chaval" VÍDEO: Pablo Antuña / FOTO: Ángel González

Para ver este vídeo suscríbete a La Nueva España o inicia sesión si ya eres suscriptor.

"Sardi" declara su amor por Rodrigo Cuevas en su visita a LA NUEVA ESPAÑA: "Toi enamorada de esi chaval" Pablo Antuña

Vuelve al Antroxu. Y lo hace con una de sus figuras icónicas, la Sardina. Deja atrás el 2021, en el que estuvo “enlatada”, sola, en “un pisín”. Una etapa que quiere olvidar, para disfrutar de nuevo en la calle. Acompañada por su inseparable Conchi Praderas, visita la redacción de LA NUEVA ESPAÑA de Gijón, donde descubre todos los secretos de su look actual, entre guiños y menciones a su apretada agenda en los próximos días, y sin ser conscientes del trágico final que le espera el próximo martes, el día en el que será protagonista, en el cierre del Antroxu que ya está de vuelta a Gijón tras el parón por el covid en 2021.

–¿Vuelve con ganas de Antroxu otra vez, o prefiere estar otra vez “enlatada”?

–¡Tengo muchísimas ganas! El año pasado estuve enlatada, confitada, en un pisín que me dejaron los gijoneses. No estuve sola, andaba todo el día con el ordenador, el teléfono y la tablet, conectada con todos. Gracias a los gijoneses por tratarme como una reina. Pero tenía muchas ganas de venir y pasar el Antroxu entre disfraces, bailes y charangueros. Tengo muchas ganas de conocerlos.

–¿Quién le acompaña?

–Se llama Conchita Praderas. Instagramer, youtuber y todo eso... Pero que te lo cuente ella.

–(Interviene Conchita). Soy de San Andrés de los Tacones. Tengo allí un huertín ecológico. Navegué por la red y nos conocimos, entre anís y frixuelos. Lo que une los frixuelos no lo separa nadie. Vamos a poner un negocio de sidra fusión de campo y mar.

–Viene con un vestuario especial, una especie de “asturkimono”.

–Nos gusta la fashion a los dos. Mezclar la tierra, lo verde, de la pradera, gallines y vaques de la tierrina. Y darle un toque un poco moderno. Nos dio por hacerlo un poco oriental. Nos presta por la vida.

–Y con un toque a lo Rodrigo Cuevas, con madreñas.

–Rodrigo Cuevas me copió a mí la idea de llevar madreñas. Pero desde aquí le mandó un saludo enorme, si me lees, ¡que te quiero mucho!

–¿Cómo se va a celebrar este Antroxu del regreso?

–Prometo diversión, pero con total seguridad. Estamos mejor, pero no bien del todo. Hay que ser precavidos. Prometo charangas impresionantes, desfiles maravillosos con los críos por las calles. Un lunes impresionante... Pero ya no me pusieron en la agenda lo que me toca el martes, tengo que mirar otra vez, que no sé lo que tengo ese día. Pero pienso quedarme aquí en Gijón para siempre.

–¿Cuándo acabe el Carnaval también?

–Claro. Tengo que mirar para comprar un piso, aunque está un poco caro.

–¿Qué diferencia a esta fiesta de Gijón respecto a lo que le han contado otras amigas y familiares de otros Carnavales?

–Cada uno es diferente. Pero el Antroxu de Gijón no tiene comparación con ninguno. Qué más da hablar de Cádiz, si no va a ser mejor que esto. Lo único malo es que todas las sardinas que fueron viniendo no sé nada de ellas. Supongo que estarán felices de la vida por ahí.

–¿Qué disfraces son los que más le gustan?

–Los de pescados en general, ver a alguien vestido de pulpo o de besugo. Como que parece que estoy más cerca de la mar. Pero veo las pescaderías y echo muchas lloreras. Aunque todo el mundo tiene que vivir.

–(Interviene Conchita, de nuevo). A mí lo que me gusta es que haya “pelleyu”, ver les pates al aire y eses coses.

–¿Falta colorido en la calle?

–Se disfraza mucha gente, pero siempre quiero que sean muchos más. Con la pandemia estuvieron muy retraídos el año pasado, pero ahora hay que liberar un poco.

–¿Qué tiene gana de volver hacer estos días?

–Comer un poco de picadillo, picatostes o algo por ahí. Juntar con “Les Comadres” y ver a las charangas otra vez.

Compartir el artículo

stats